Hace instantes, familiares y miembros de la comunidad jesuita del Paraguay confirmaron el fallecimiento del sacerdote jesuita, José Luis Caravias, reconocido por su amplia trayectoria no solo dentro de la Iglesia, sino también por su lucha por los derechos humanos.

“Descansa en paz, querido tío José Luis”, fue una de las publicaciones con la que se confirmó el deceso del padre; la misma fue posteada por su sobrino, José Caravias.

Esta triste noticia fue confirmada por el padre, Guillermo Cabello, sacerdote Jesuita, quien resaltó que el gran dolor que causa su partida a la eternidad. No obstante, aseguró que ya lo esperaban. “Si bien era algo que esperábamos, siempre estaba esa fe de que se recuperara”, dijo en contacto con la 800 AM.

Señaló que falleció a la edad de 85 años y que padecía de cáncer de próstata. “Él tenía un cáncer terminal, pero de todos modos siguió trabajando, ayudando a todos”, manifestó. Agregó que siempre fue una persona multifacética, muy dedicada a aprender un poco la cultura paraguaya.

Podés leer: Paralización de las actividades afectará a la recaudación tributaria, según viceministro

En la fiesta de la ENCARNACIÓN, con el corazón roto, y profundamente agradecidos por tu vida y testimonio, te entregamos...

Publicada por Mauricio Lopez en Jueves, 25 de marzo de 2021

Cabe destacar que el pa’í José fue luchador social en tiempos de la dictadura en Paraguay tiempo que fue expulsado por toda su lucha. Así también, fue reconocido por su lucha incansable por defender los derechos humanos y la democracia a nivel país.

A lo largo de su vida logró publicar unos 30 libros, fue asistente eclesiástico de comunidades de vida cristiana del Cristo Rey en el país, luchador de las ligas agrarias cristianas y de grupos de campesinos. Nació el 2 de noviembre de 1935 en Alcalá la Real en España y reside en Paraguay desde 1961.

Lea también: Viceministro advierte sobre cepa de Manaos: “El virus está en todos lados”

Despedida

“A las 13:50 horas del 25 de marzo partió al Reino Celestial nuestro querido Pa’i José Luis Caravias, a los 85 años de edad, a causa del proceso de invasión del cáncer que padecía”, fue la comunicación oficial emitida desde la comunidad de los Jesuitas del Paraguay.

Por razones del protocolo sanitario del COVID-19 no se realizará ningún velatorio. El cortejo fúnebre partirá a las 18:00 de hoy, en caravana desde la comunidad Javier - Taita Róga (Trinidad) hasta el cementerio de los Jesuitas en el Centro de Espiritualidad Santos Mártires de Limpio. A las 19:30 habrá un acto religioso a cargo del P. Oscar Martín, SJ, en la explanada de Santos Mártires.

Mirá también: El padre Aldo Trento se encuentra en su casa y no internado en terapia, confirman

“Si hay algo de vida después de la muerte, tiene que ser muy hermoso”

José Luis Caravias nació el día 2 de noviembre de 1935 en Alcalá la Real (España). Ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús en Puerto de Santa María, el 1 de febrero de 1954. Estudió filosofía en Alcalá de Henares y vino al Paraguay para realizar su magisterio en el Colegio Cristo Rey de Asunción en los años 1961-1964. Regresó a España para los estudios de Teología. Fue ordenado sacerdote el 14 de julio de 1967, en Granada (España).

A su retorno al Paraguay en 1968, fue destinado junto a otro compañero a la compañía San Ramón, de Santiago (Misiones). Inició su experiencia de sacerdote-campesino en las nacientes “Ligas Agrarias Cristianas” (LAC). Trabajó con los campesinos desde su ser campesino, dando cursos constantes de formación, cuya experiencia le sirvió para la publicación de su primer libro “Vivir como Hermanos”; pero, en la noche del 5 de mayo de 1972, durante su estancia en las compañías de Yacarey y Guasú Rocái de Piribebuy (Cordillera), fue expulsado violentamente por la dictadura.

En 1989 con la caída del régimen de Stroessner en Paraguay, el P. Caravias regresó a Asunción donde continuó su trabajo pastoral como Director del CEPAG (1989-1991), luego pasó como superior del Escolasticado en San Cayetano (Bañado Sur), en ese tiempo movilizó a la gente para que con mingas trajeran el agua de Essap a sus barrios y casas.

Foto: Gentileza.

Lea también: Pa’i Oliva pide volver al Bañado, pero al parecer no lo dejan

Durante su retorno al Paraguay sin abandonar lo Bíblico, continuó sus publicaciones y cursos de formación, los superiores le encargaron el asesoramiento y formación de la Comunidad de Vida Cristiana (CVX).

Además de los libros, ha publicado artículos en diversos periódicos y revistas, intentando siempre relacionar fe y justicia, fe y vida. Aparte de los libros formativos, ha elaborado materiales audiovisuales denominados “Fe y Vida. Biblioteca del Laico”, con unos 11.000 libros digitalizados, sobre todo religiosos, pero también sociales y literarios. También desde el 2006 ha seleccionado una colección de películas con mensajes.

En los últimos 30 años estuvo muy metido entre laicos que buscaban el crecimiento de su fe cristiana, acompañando parejas y movimientos matrimoniales, con la ayuda de los “Ejercicios Espirituales en la Vida Corriente. Guías de ayuda para laicos de Comunidades Cristianas”, su principal libro en el acompañamiento espiritual.

Mirá también: Pa’i Oliva: el jesuita español que quiere vivir sus últimos días en el Bañado Sur

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar