El doctor Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria, hizo un llamado desesperado a la gente para que tome las medidas correspondientes pare evitar el contagio del coronavirus, pues asegura que estamos en el peor momento de la pandemia. Instó a la población a quedarse en su casa y que se cuide, advirtiendo que las camas en los hospitales están llenos. “Dejémonos de joder, la situación está complicada. Se va a empezar a morir gente en la calle o en su casa. Si esto sigue así, como moscas van a morir”, advirtió.

Agregó que lo más doloroso para un médico es cuando una persona joven o adulta que se cuidó fallece. “Esa es la noticia más difícil de dar”, dijo al tiempo de invitar a quienes no creen, a visitar –con el uso de tapabocas– las salas de internación de los paciente con afecciones respiratorias. “Ayer cerramos la peor semana desde el inicio de la pandemia. Hoy ya hablamos de que no queremos que la gente muera en la calle o en su casa. Quedate en tu casa, dejate de la joda”, lamentó en comunicación con el SNT.

El médico dijo que el escenario más negro es “lo que vivimos ahora”. Sostuvo que actualmente ya hay personas con balones de oxígeno en sus casas, pues ya no se tienen camas disponibles para la internación. “Hay personas que alquilan balones de oxígeno y están en su casa bajo el cuidado de un médico. Están más o menos en una lista de espera clandestina por una cama”, sostuvo.

Lea también: Desde Caacupé invitan a celebrar la Semana Santa, pero con protocolos

Si bien reconoció que existe bastante renuencia por parte de la ciudadanía a cumplir con las normas debido a los hechos de corrupción, la mala gestión del Gobierno y otras excusas, indicó que en este momento lo mejor que se puede hacer es quedarse en las casas y evitar las aglomeraciones, pues de no cumplir con eso la gente comenzará a morir como moscas. “Yo sé que tienen muchísimas excusas. Que la corrupción, que Marito, que los insumos. Lo mitã, pe pytána pe nde rógape chamigo. Ja seguirõ péicha, como mosca omanóta la gente, lastimosamente”, fue el desesperado llamado.

Así como están las cosas, que el personal sanitario también está cansado, la gente comenzará a morir porque no se dará abasto y de nada servirá vender lo que se tiene para intentar salvar la vida de los seres queridos, porque ya no hay lugar en los centros asistenciales para la internación de los pacientes graves. “No busquemos culpables, uno mismo es culpable cuando no se cuida. Cuidémonos y cuidemos a los que amamos”, dijo al finalizar.

Lea también: Detienen en Jordania a director de hospital tras 7 muertes de COVID-19 por fallo de oxígeno

Dejanos tu comentario

22H

¿Cree que el ministro del Interior debe seguir en el cargo tras este nuevo ataque en el Norte?

Click para votar