El director y cuatro funcionarios de un hospital público de Salt, cerca de Amán fueron detenidos tras la muerte de siete enfermos de COVID-19 en reanimación, por fallos en el suministro de oxígeno, informó una fuente judicial.

El fiscal de Salt decidió detenerlos por una semana, para fines de la investigación y determinar las responsabilidades, dijo la fiscalía general de Amán en un comunicado.

En plena reaparición de la epidemia de coronavirus en Jordania, las muertes causaron conmoción en el país y la ira del rey Abdalá II, quien acudió al hospital de Salt, a 30 km de la capital, y pidió la dimisión del director, Abdel Razak al Khachman.

Lea también: Domingo caluroso y ocasionales tormentas

Jordania, de 10 millones de habitantes, registra más de 464.000 casos de coronavirus y más de 5.200 muertes.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar