Hoy, 12 de marzo del 2021, se cumple un año del cierre total de escuelas y colegios de todo el país debido a la inminente llegada del COVID-19 al Paraguay y tras la declaración de pandemia por la OMS, y aún las clases presenciales siguen inciertas. Desde entonces, el único medio de comunicación entre el estudiante y el docente son los teléfonos celulares, anteriormente satanizado su uso en clase; mientras que en el interior, donde no hay buena conectividad ni aparatos tecnológicos, la creatividad de los maestros era la única opción.

A un año del cierre de las aulas, los alumnos volvieron a clases el pasado 2 de marzo en un escenario bastante crítico, en el que se reportan más de 2.000 casos diarios, con una muerte por hora a consecuencia de este mal y hospitales que no dan abasto en cuanto a camas y medicamentos para los infectados que presentan cuadros complicados. Por ello, la vuelta a las aulas no cuenta con la venia del sector docente, un sector en donde abundan enfermos crónicos o de base.

Leé más: Pronostican viernes caluroso y con lluvias en el Chaco

Luego de un año de pandemia en Paraguay y presiones al Gobierno, días pasados se dio el cambio de ministro de Educación, Eduardo Petta San Martín, quien fue reemplazado por el excandidato a intendente de Asunción y extitular del Mitic, Juan Manuel Brunetti, quien ya tuvo un encuentro con el sector docente.

Podrían suspenderse las presenciales

“Por ahora siguen las clases presenciales, llegamos a un acuerdo con el ministro en donde el MEC sacará un documento donde se van a reevaluar todas las instituciones educativas que fueron habilitadas porque nosotros hemos denunciado que miles de instituciones que no cumplen con los requerimientos básicos fueron habilitadas. La próxima semana se podría dar la suspensión de clases presenciales”, indicó Silvio Piris, secretario ejecutivo de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP), ayer tras la reunión con el nuevo titular de Educación.

Petta habilitó un total de 8.836 instituciones educativas para la vuelta a clases en forma presencial, ya que supuestamente estas reunían las condiciones tanto en infraestructura como en protocolos de bioseguridad. Hay que resaltar que las aulas deben ser espacios en donde cada silla del estudiante tenga un espacio de dos metros de su compañero, deben ser sitios ventilados con ventanas, ya que no se pueden utilizar los ventiladores de techo por prescripciones del protocolo sanitario.

Leé también: Concepción arrancó vacunación al personal de blanco con CoronaVac

Los docentes denuncian también que el MEC no proveyó a las instituciones educativas de alcohol en gel, termómetros ni elementos de limpieza para la desinfección constante de los espacios escolares, por lo que se realizó el desembolso de la gratuidad escolar para cubrir este menester.

Estudiantes están a favor de las clases presenciales

“Nosotros estamos a favor de las clases híbridas: mitad presencial y mitad online, porque sabemos de la necesidad de las clases presenciales para un mejor aprendizaje porque para nosotros los estudiantes las clases virtuales fueron un fracaso el año pasado, comprendemos perfectamente la situación –epidemiológica– pero necesitamos la certeza de que vamos a estar seguros en los colegios”, indicó Javier Ramírez, coordinador de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes).

El gremio estudiantil calificó el proceso de enseñanza-aprendizaje en el ámbito virtual de pésimo porque los mismos docentes no estaban capacitados en la utilización de la tecnología para poder enseñar, no sabían cómo desarrollar clases a través de la plataforma Zoom o no sabían cómo enviar tareas de manera online, la mayoría apenas utiliza WhatsApp, criticaron.

Te puede interesar: Paraguaya sobresaliente: en plena pandemia estudia diplomacia y relaciones internacionales en China (Taiwán)

Por su parte, el Consejo Nacional Estudiantil (CEN) también coincidió en que la virtualidad no tuvo éxito y que las clases presenciales son cruciales para ellos porque muchos de sus pares pasaron de una etapa a otra sin entender los procesos.

“Hay instituciones que están en pésimas condiciones y solicitamos al MEC acelerar los procesos de refacción de esas instituciones porque la educación de muchos estudiantes dependen de ello para la segunda etapa”, indicó Nicolás Maldonado, coordinador del CEN.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar