Pese a recibir un importante lote de medicamentos para sus pacientes internados por COVID-19 en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram), familiares lamentan el tener que llegar a los reclamos y a las manifestaciones para acceder a los fármacos.

Estas personas hace días están apostadas a las afueras del mencionado hospital, donde reciben pedidos de medicamentos como el atracurio y midazolam, gastando hasta G. 3 millones por día para mantener con vida a sus parientes internados, muchos inclusive abandonan a sus familiares por no poder costear el tratamiento.

“Acá vinieron personas que solo duraron dos días solventando los gastos y luego ya no pudieron, tuvieron que abandonar a sus familias, después vuelven para retirar sus cuerpos. Yo no quiero eso para mi mamá”, dijo entre lágrimas una de las afectadas.

Instó a la ciudadanía a no enviar a sus hijos a las escuelas, porque se arriesgan a un contagio masivo y a llevar el virus a las casas, donde en algunos casos viven personas mayores o con enfermedad de base. “Es mejor perder un año lectivo a un familiar para toda la vida”, sostuvo.

En otro momento, pidió a las familias que tuvieron pacientes internados que acerquen copias de sus facturas para demostrar el gasto ocasionado mientras sus pacientes permanecían internados, ya que son acusados de mentir o exagerar.

Foto: Archivo.

Lea también: Familiares de pacientes del Ineram denuncian que se comercializan medicamentos de IPS

“Somos corruptas”

Otra mujer destacó que cada día gastan más de G. 3 millones por un solo medicamento, resaltó que en ocasiones los consiguió por la calle a un precio más accesible.

“A veces somos corruptas porque de repente nos avisan que hay una persona que está vendiendo en la calle, entonces corremos y conseguimos 10 ampollas, que nos salen a G. 50 mil o G. 60 mil. Hacemos esa sinvergüencería y somos corruptos muchas veces por la sanación de nuestros hijos”, lamentó.

Aseguró que ya no tienen dinero y que no les alcanza para seguir salvando la vida de sus familiares. “Ellos luchan allá adentro y nosotros acá afuera. Ya no aguantamos, es la realidad, no somos políticas y no tenemos politiqueros en nuestras familias. Estamos sufriendo las 24 horas”, dijo desesperada la mujer que tiene internado a su hijo.

Lea más: Médicos, contra Rolón y Sequera: “Ya no nos dejaremos pisotear”

Pidió disculpas

Por su parte, el viceministro de Salud, Julio Rolón, solo se dignó a pedir disculpas a las familias, a los médicos y familiares de pacientes tras sus cuestionados dichos, en los que responsabilizaba a los encargados del hospital por la falta de medicamentos.

“En primer lugar, corresponde una disculpa gigantesca. No hay forma de justificar y lo único que puedo hacer es comprometerme a solucionar esto. Suena a discurso, pero no hay otra forma. Si mis declaraciones de ayer hirieron a mis compañeros del Ineram y de otras instituciones, les pido disculpas públicamente. Sé de la lucha que están llevando”, expresó Rolón.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar