Familiares de pacientes internados por COVID-19 en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram) continúan desesperados ante la falta de medicamentos y ruegan la provisión de insumos a los hospitales referentes del coronavirus.

Raquel Benítez manifestó su profunda tristeza debido a que su madre de 67 años se encuentra internada en grave estado. Lamentó que también su hermana y su pequeño hijo se contagiaron con el virus y precisó que son ayudados por sus vecinos. Ella es una de las tantas personas que montaron una carpa frente al hospital, en vigilia, para el momento en que necesiten asistirlos con medicamentos.

Lea también: Confirman que director del Ineram continuará en su cargo

“Provean de medicamentos a los médicos, dejen de robar, necesitamos salud. Respondan con medicamentos. Lo que estamos pasando es una desidia. Señores diputados y senadores, queremos su presencia con medicamentos porque a nosotros nos piden todos los días”, manifestó Raquel ante la desesperante situación que atraviesa la familia.

La mujer señaló que piden medicamentos a personas de buena voluntad para poder salvar a su madre, que precisa de sedantes que ya no tiene el Ineram. La joven vive en vigilia permanente frente al Ineram desde hace dos semanas. “Nosotros estamos ayudando y pedimos que nos traigan medicamentos. Si no se les da las herramientas a los médicos, cómo van a salvar a su familiar”, manifestó.

Situación desesperante

La imagen de la Virgen María Auxiliadora acompaña el reclamo de los familiares que muestran las recetas de los medicamentos que piden los médicos. Además de facturas de casas de empeño de los objetos y electrodomésticos que pusieron a disposición porque ya no pueden costear los gastos de fármacos. Todos coinciden en que sobreviven gracias a donaciones.

En tanto que Lina Marecos expresó su pesar por la situación dolorosa que atraviesan, por la falta de dinero para adquirir los medicamentos que requieren los médicos para su hijo que está en grave estado en el Ineram. Señaló que ya gastaron más de G. 50 millones en costosos insumos que Salud Pública ya no provee al centro asistencial y que incluso se rebuscan en el mercado negro.

Lea también: Médicos del Ineram apoyan a director y exigen solución a falta de medicamentos

“No se enteran de lo que está pasando”

“Es una lástima que la gente que está en el Gobierno, el presidente de la República y el ministro de Salud, no se enteran de lo que está pasando. Ellos son los que tienen que venir a este lugar, porque las recetas son diarias. Prestamos, nos ayudan los vecinos, la comunidad y la iglesia. Mi hijo está muy grave, todo lo que él tenía ya se vendió”, afirmó Lina.

Agradeció a “un ángel” que les donó 10 ampollas luego de su desesperado pedido de ayuda que se viralizó en un video en redes sociales. Así también realizó una petición para el intendente de Asunción, Óscar Rodríguez, a que done medicamentos para el hombre que es funcionario de la comuna capitalina.

“Yo le pido a Nenecho, él es tu empleado, él trabaja en la municipalidad y está grave. Por favor ayúdennos porque mi hijo está grave. Él es Gustavo Marecos, yo sé que van a poder ayudar. Manden aunque sea 40 ampollas. Todos los días nos piden”, entre lágrimas manifestó la madre del joven.

Esta situación llevó a que el doctor Felipe González, director del Ineram, presente su renuncia verbal, hasta que finalmente, tras varias conversaciones de por medio, incluso con el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, resolvió continuar. “El doctor González es el que ideó toda la estructura que está aquí. No se cansó de pedir las refacciones. Por la ineficiencia de otros no podemos dejar ir al que es eficiente”, manifestó el doctor Carlos Morínigo.



Dejanos tu comentario

9H

Arrancó ayer la aplicación de la tercera dosis anti-COVID, ¿qué opina?

Click para votar