Dos mujeres con un familiar internado por COVID-19 ruegan ayuda frente al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente “Juan Max Boettner” (Ineram). Ambas hacen un llamado urgente al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, a que se movilicen ante la desesperante falta de insumos y camas disponibles.

“Hay gente que le deja morir a sus familiares porque ya no tiene dinero para pagar. Yo no me animaría a dejar a mi hijo que muera. Yo te voy a dar mi casa si querés, señor Mazzoleni. Que mi hijo se salve, ya no me interesa de la parte material. Nada no quiero. Quiero la vida de mi hijo, eso es lo que necesito. Que él vuelva a tener vida. Él trabaja con ustedes y no le aportan nada”, afirmó una de las mujeres.

Lea también: Hospitales: al borde del colapso por aumento de casos del COVID-19

Ellas son Marta y Lina Marecos, quienes aseguran haber gastado G. 52 millones durante 13 días de internación para un joven hospitalizado por un cuadro grave de coronavirus, que precisa de insumos como el atracurio y que consiguen a altos precios en las farmacias. El reclamo quedó registrado en un video que se viralizó en redes sociales y fue muy criticado por internautas.

“Atracurio se nos vende en las farmacias grandes. Estamos gastando más de G. 52 millones en 13 días. Señor presidente, usted no es médico, pero es nuestro presidente, haga algo. El pueblo se está muriendo por esta peste. Ya no aguantamos. Movete Mazzoleni, movete por nosotros, les invitamos a que vengan acá. Estamos clamando, estamos desesperadas”, afirmó una de las mujeres.

“Saben que cada medicamento es un tesoro”

Ambas manifestaron que observan a personas que son rechazadas porque no hay más camas disponibles en el Ineram y que incluso vieron a una persona fallecer en la entrada del hospital. “Ya no aguantamos más, señor Mazzoleni, por favor. Como madre estoy pidiendo. Haga algo por nosotros, venga a ver la realidad de lo que está pasando para que pueda darse cuenta cómo está pasando la gente del país”, expresó la madre.

Marecos expresó que familiares de pacientes que superaron el virus o perdieron a un familiar incluso se acercan para donar medicamentos que ya no utilizaron. Refirieron que no están en contra de los médicos del Ineram debido a que brindan la atención adecuada.

Lea también: COVID-19: Paraguay registra 160.000 contagios y 3.198 fallecidos a casi un año del primer caso

“Saben que cada medicamento es un tesoro. Es oro para nosotros. Vienen personas humildes que se sacrificaron para comprar. No nos vienen a vender porque saben cuánto cuesta conseguir. Usted presidente exija medicamentos para nuestro pueblo. Necesitamos la vacuna”, afirmó.

Con un informe que indicaba nada menos que 1.032 pacientes internados, el Ministerio de Salud presentó ayer el reporte diario de la evolución del COVID-19. La cartera sanitaria indicó que detectaron 974 nuevos positivos, todos casos comunitarios. El total de casos confirmados en Paraguay asciende a 160.448. Se informó sobre 17 dece­sos, totalizando a la fecha 3.198 víctimas.

Dejanos tu comentario

14H

¿Cómo califica el plan de vacunación para adultos mayores hasta la fecha?

Click para votar