Diversas organizaciones sociales nucleadas en la Red por el Derecho a la Educación se posicionan ante el inminente inicio del año escolar 2021 en los próximos días. Destacan que el Ministerio de Educación y Ciencias (Mec) debe garantizar el acceso a las clases presenciales de los más afectados, sean docentes y estudiantes, en las condiciones correspondientes y con el cumplimiento de medidas sanitarias ante el COVID-19.

Señalan que la suspensión de clases presenciales evidenció la falta de conectividad por la carencia de dispositivos tecnológicos, lo que fue expuesto tanto por docentes como por estudiantes, y aumentó la brecha de la ya existente desigualdad educativa en el país.

Lea también: Talentosa artesana va por su título de psicóloga desde el Buen Pastor

Lamentan la vulnerabilidad en la salud y el abandono en la escuela pública, además del deterioro en los logros de aprendizajes y la alimentación escolar, motivos por los que consideran que el retorno a clases presenciales se debería priorizar a niños y adolescentes de las zonas urbanas periféricas y rurales que fueron vulnerados en sus derechos de aprender y en consecuencia forman parte del rezago escolar histórico.

“El Estado deberá dirigir la concentración de esfuerzos y recursos, esto es dotación de medios tecnológicos, de conectividad, capacitación y formación de los docentes de los equipos de gestión institucionales en el uso pedagógico de la tecnología, la provisión de insumos sanitarios, alimentarios, en las instituciones educativas”, dice parte del comunicado emitido en redes sociales este sábado.

Lea también: COVID-19: clausuran playas y prohíben actividades privadas en Villa Florida

Además, la agrupación solicita establecer gradualidad en el retorno seguro a clases presenciales en el marco de la pandemia por coronavirus, así como comenzar con aquellas poblaciones escolares que más necesitan en una primera etapa, lo que creen concretará una mayor equidad educativa.

Mientras que a los estudiantes recuerdan que la vuelta a clases presenciales es muy importante, “no solo para aprender más y mejor, sino también para crecer humanamente, ser felices y compartir con compañeros y docentes”, reza el texto. Por último, piden colaboración para que no tengan que retornar a las clases virtuales.

En ese sentido, hacen hincapié en propiciar los ambientes ventilados, la distancia física, la mascarilla y el lavado de manos frecuentes que previenen los contagios hasta la llegada de la vacunación contra el COVID-19.

Docentes durante un simulacro de protocolos sanitarios en el Colegio Ysaty. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Complementar con modalidad a distancia

Manifiestan que la modalidad presencial debería estar apoyada por otras formas complementarias como los modos “a distancia”, es decir, actividades presenciales y a distancia con materiales educativos audiovisuales e impresos, con el apoyo de medios masivos de comunicación como radio y televisión.

La agrupación llama a los equipos directivos y docentes a quienes piden el trabajo realizado con vocación de servicio y compromiso con sus estudiantes. Piden la escuela en condiciones de seguridad sanitaria, donde se enseñe a tener un comportamiento saludable.

Agradecen a las familias en estos tiempos de pandemia que ayudaron a acondicionar las escuelas para el retorno seguro. Señalan que las clases presenciales son necesarias, “no solo para que sus hijos/as cuenten con un espacio seguro, sino para crecer humanamente”, de acuerdo al documento.

La Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP Auténtica), la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay, el Servicio Paz y Justicia (Serpaj), son algunas de las agrupaciones que integran la Red por el Derecho a la Educación.

Dejanos tu comentario

8H

¿Qué medida se debe tomar ante la alarmante cantidad de personal de Salud fallecido por COVID-19?

Click para votar