El próximo martes 2 de marzo, los alumnos volverán luego de un año de confinamiento por la pandemia del COVID-19, a las clases presenciales o híbridas –mitad presencial y mitad virtual–. Ante la proximidad de la fecha clave para las familias paraguayas, la “Red por el Derecho a la Educación”, en defensa de la educación pública en el país, considera importante priorizar las clases presenciales en zonas urbanas periféricas y rurales.

“El retorno a clases presenciales debería priorizar a aquellos/as niños, niñas y adolescentes (de las zonas urbanas periféricas y rurales) que fueron vulnerados en sus derechos de aprender y hoy forman parte del rezago escolar histórico”, señala parte del pronunciamiento del colectivo de organizaciones que forman parte de esta red.

Leé más: Recomiendan a padres no enviar a niños a clases “si no están seguros”

Las organizaciones que forman parte de la Red por el Derecho a la Educación afirman que la suspensión de clases presenciales trajo como consecuencias el aumento de la brecha ya existente de la desigualdad educativa; la vulnerabilidad en la salud, el desarrollo, la seguridad de los niños, las niñas y adolescentes, el abandono escolar, el deterioro en los logros de aprendizajes como también en la alimentación.

Todo esto debido –entre otras cuestiones– al no acceso a conectividad y la falta de dispositivos tecnológicos –expuesto en varias mesas por los mismos estudiantes, docentes y comunidad educativa– que son los principales indicadores para pensar en la vuelta gradual a las clases en medio de la pandemia del COVID-19.

Leé también: Pronostican domingo caluroso y chaparrones

De la red forman parte la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), la Organización de Trabajadores por la Educación en Paraguay (OTEP-Autentica), la Coordinadora de Derechos Humanos en Paraguay, Ofensiva Universitaria, Tape’a, el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), entre otros gremios.

Aseguran también que para el retorno seguro a las aulas, el Estado a través del ente rector de la educación, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) deberá concentrar esfuerzos y recursos en la dotación de medios tecnológicos, de conectividad, capacitación y formación de los docentes de los equipos de gestión institucionales, en el uso pedagógico de la tecnología.

Además, debe proveer insumos sanitarios y alimentarios en las instituciones educativas ubicadas en estos sectores –urbanas periféricas y rurales– de modo de garantizar la salud, las condiciones de bioseguridad, la infraestructura para la instalación segura de “burbujas pedagógicas”, tanto para docentes como para estudiantes.

Retorno a la nueva escuela

Las organizaciones advierten que será necesario planear el retorno a una nueva escuela donde la educación presencial esté basada en paradigmas y principios democráticos, no autoritarios. Las clases presenciales deberán estar apoyadas por otras modalidades complementarias y selectivas de acuerdo al contexto como: las modalidades “a distancia“ o por correspondencia.

En este sentido, las actividades presenciales y a distancia con materiales educativos audiovisuales e impresos; a distancia, basada en el apoyo de los medios masivos de comunicación: radio y Televisión; modalidad virtual, apoyado en materiales digitalizados e internet, y la modalidad mixta: una combinación de alternativas de modalidad.

Podés leer: Intentan asesinar a intendente de Bella Vista Norte

La Red por el Derecho a la Educación hizo un llamamiento a las comunidades educativas y a cada uno de los miembros que la componen a defender la escuela pública paraguaya. Instan a los directivos y docentes trabajar con vocación y compromiso con los estudiantes que son el futuro de la Patria.

“Hoy es necesaria la escuela presencial en condiciones de seguridad sanitaria, se tiene una tarea más, hacer posible que se den esas condiciones enseñando a tener un comportamiento saludable, por la salud de cada una y de las personas con las que nos relacionamos y amamos. Está comprobado que con ambientes ventilados, la distancia física, la mascarilla y el lavado de manos frecuentes se previenen los contagios, y cuando sea posible, la vacunación correspondiente”, señala el documentos de la RED.

Podes leer también: COVID-19: reportan leve descenso de casos, pero siguen sumando fallecidos

También instaron a las familias, cuya presencia en las escuelas se sintió aún más durante la pandemia, a acompañar el retorno seguro a las escuelas, acondicionándolas, atendiendo a que la escuela presencial es necesaria, no solo para que los hijos cuenten con un espacio seguro, sino para crecer humanamente.

Explicaron también a los estudiantes que la vuelta a clases presenciales es muy importante, no solo para aprender más y mejor, sino también para crecer humanamente, ser felices y compartir con los compañeros y docentes. Los alumnos también enfrentan un nuevo desafío, nuevos aprendizajes; hábitos saludables de prevención de los contagios del COVID-19 y colaboren para que no tengan que retornar a las clases virtuales e interrumpir la interacción y el contacto, según lo que expone el pronunciamiento.

Te puede interesar: COVID-19: clausuran playas y prohíben actividades privadas en Villa Florida

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar