El único sobreviviente de la tragedia aérea ocurrida en la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP), José Daniel Zaván, tuvo una leve mejoría ante el cuadro delicado de salud debido a las múltiples fracturas, de acuerdo al testimonio de su madre, Blanca Vaccari, quien lo acompaña desde el Hospital de Trauma, donde permanece internado.

“José Daniel tuvo una leve mejoría dentro de lo que es su estado delicado. Está recibiendo una atención de primera por parte de todos los médicos y el personal de blanco”, afirmó la madre del joven de 19 años que se encuentra aún en coma inducido a pesar que los médicos estimaban que ayer domingo ya podría retirarle los sedantes.

“Él sigue en coma inducido, con múltiples fracturas, pero lo más importante es que está vivo. Ahora tiene que volver a someterse a algunos estudios, y dependiendo de eso nos darán el siguiente reporte sobre su estado de salud”, manifestó Vaccari, en contacto con 650 AM, por la mañana de este lunes.

Lea también: Rescatistas de Zaván desean conocerlo: “Fue el último que vio a nuestros camaradas”

La mujer manifestó que la mayor parte del aprovisionamiento de lo que él necesita para su tratamiento está cubierto a nivel económico, luego de las muestras de solidaridad de parte de los compañeros de carrera de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Tres militares fueron las primeras personas en llegar a la zona donde ocurrió el accidente aéreo en la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) en Luque, en el que fallecieron siete personas y que dejó al joven de 19 años con múltiples fracturas que continúa luchando por su vida en el Hospital de Trauma.

Zaván se encontraba en camino desde Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, Chaco paraguayo, a la capital para la inscripción al segundo semestre de la carrera de ingeniería agronómica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Lea también: Caso Zaván: “En ningún momento se me pasó por la mente que mi hijo podía estar muerto”

Los fallecidos en el accidente son el piloto de la aeronave coro­nel Aníbal Pérez Trigo, el copiloto Willians Martín Orué, el mayor Alfredo Cés­pedes, el teniente Marcos Romero, el teniente Manuel Sotelo, el teniente Pedro López y el funcionario, Críspulo Almada, quien abordó la nave en Fuerte Olimpo junto con el estu­diante Zaván.

Los restos de los militares que fallecieron en el trágico accidente aéreo fueron despedidos el miércoles pasado en un oficio religioso. La avioneta se precipitó en Luque, cerca de las 14:30 del martes anterior, cuando ya prácticamente llegaba a des­tino en la Base Aérea de Ñu Guasu de la Fuerza Aérea Paraguaya.



Dejanos tu comentario

14H

¿Te aplicarás la vacuna contra el COVID-19 cuando llegue a tu franja etaria?

Click para votar