La República Argentina mantendrá aún clausuradas sus fronteras terrestres con Paraguay y con sus demás países limítrofes debido a la pandemia del COVID-19. Anunciaron que los pasos fronterizos y línea limítrofe en general estarán incluso “más herméticos”. Esto ensombrece aún más el negro panorama que tienen ciudades cuyas economías dependen del ingreso de compradores argentinos como Encarnación, por ejemplo.

La noticia fue revelada por la Lic. María de los Ángeles Arriola, titular de la Dirección General de Migraciones, en comunicación con la radioemisora 1000 AM. La funcionaria informó que reciben diariamente muchos pedidos de paraguayos para viajar a la Argentina con el fin de hacer negocios, por salud y otros. “Entonces, nosotros tratamos de ser como nexo para ver cómo hacer efectivo el ingreso de ellos”, acotó.

En ese contexto, Arriola mencionó que mantuvo una conversación con su par de la Argentina, Florencia Carignano, directora de Migraciones de dicho país. “Yo pregunté si van a continuar con la misma postura posterior al 28 de febrero, fecha que fenece el decreto que mantiene todas sus fronteras cerradas, no solo con nosotros. Y ella me dice que la tendencia es continuar con la medida vigente”, expresó.

Podés leer: Encarnación: Comerciantes amenazan con estallar la ciudad ante crítica situación y nula asistencia del Estado

La directora manifestó que –según cálculos realizados– para Semana Santa ya se podría tener una mayor cantidad de argentinos vacunados en zonas fronterizas, por lo que recién allí las autoridades del vecino país considerarían la gradual reapertura de las fronteras. “Sin embargo, ahora me adelantan que la tendencia sería seguir con las fronteras cerradas e incluso más herméticas que antes. Vamos a tener que aguantar”, culminó.

Los pasos entre Encarnación y Posadas, Clorinda con Falcón y Alberdi con Formosa permanecen cerrados desde hace casi un año. Las personas pueden salir por estos puestos, pero ya no pueden ingresar al país vecino. Esta decisión afectó de sobremanera e incluso llegó a la defunción de miles de comercios en zonas fronterizas, siendo la más afectada por esta decisión la ciudad de Encarnación, cuya economía depende en un porcentaje mayoritario del comercio de frontera.

Sin embargo, a más de un argumento por riesgo sanitario, intendentes de ciudades fronterizas de Paraguay afirman que la Argentina decide continuar con sus fronteras cerradas por la cuestión económica, ya que no registran la fuga de circulante hacia nuestro país.

Lea también: Tributación efectúa controles en comercios ubicados en Alto Paraná

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar