Varios son los accidentes que pueden ocurrir en el hogar y que están relacionados con quemaduras, desde encender una hornalla hasta una taza de café que se vuelca. En estos casos, con mayor frecuencia son los niños pequeños los que están expuestos y se dan por quemaduras con líquidos calientes (escaldaduras) y por contacto directo con el fuego.

Desde el Ministerio de Salud refieren que los percances de este tipo generalmente ocurren en la cocina y en la mayoría de los casos se pueden evitar tomando todos los recaudos como mantener alejados a los más pequeños del fuego, no dejarlos en la cocina sin la supervisión de un adulto, hacer uso de las hornallas posteriores de la cocina y mantener hacia adentro los mangos o asas de las ollas y sartenes, entre otras medidas.

Recomiendan que en caso de que la quemadura sea extensa, lo que significa supere los 15 centímetros (más de una palma de la mano), se debe cubrir la zona afectada con un paño limpio y acudir directamente al servicio de salud más cercano para ser asistido de manera urgente.

Leer más: Hospital Nacional: “Está aumentando la cantidad de pacientes internados”

¿Qué hacer y qué no?

Sugieren en el caso de las quemaduras que no superen los 15 centímetros mojar la zona afectada con agua de la canilla por 10 a 15 minutos y luego acudir al servicio de salud más cercano si no pueden acercarse hasta el Cenquer u otro centro especializado. Así también, mantener la zona de la quemadura limpia para evitar infección.

Por otra parte, lo que no se debe hacer es aplicar hielo en la zona afectada, tampoco aplicar cremas ni aceite. Igualmente, instan a no aplicar crema dental, manteca, limón, tomate, pepino ni otras verduras o frutas. Tampoco se debe arrancar ropa adherida a la zona afectada y no romper o drenar las ampollas, pues eso facilita la entrada de gérmenes.

Leer también: Sigue la alta demanda de camas de terapia intensiva en el Ineram

Dejanos tu comentario

20H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar