Un niño de tan solo 5 años de edad fue intervenido quirúrgicamente por haber tragado el eje metálico de un cortaúñas cuando se encontraba jugando en su hogar. El pequeño, pero peligroso objeto, quedó incrustado en uno de sus pulmones. Profesionales del Instituto de Previsión Social (IPS), del Hospital Central, lograron extraer el pedazo de metal con éxito del cuerpo del menor.

Según informaron desde la previsional, el niño es oriundo del distrito de Capitán Miranda, departamento de Itapúa. El relato indica que cuando estaba jugando en su casa llevó a la boca un objeto metálico y que lo aspiró al acostarse. “Automáticamente empezó a toser y los padres tuvieron que trasladarlo al Hospital Regional de IPS”, expone el reporte.

Podés leer: Extraen clavo del esófago de un bebé de un año en el hospital nacional

Cuando el niño llegó a dicho nosocomio, los intervinientes le practicaron una radiografía y tomografía donde se logró observar el cuerpo metálico ubicado en el bronquio –fuente derecha– del paciente.

Para ser intervenido, el pequeño fue trasladado hasta el Hospital Central del Instituto de Previsión Social, donde el doctor broncoscopista Silvio Benítez Ayala, del Servicio de Neumología y Alergia, acompañado por un equipo médico, realizó el procedimiento que fue exitoso mediante un broncoscopio rígido.

En dos horas pudieron extraer el objeto con una incubación dificultosa, pero la extracción fue rápida. Los médicos observaron que el niño aspiró una parte de un cortaúñas de metal. Este caso revestía de mucha gravedad, pero el procedimiento terminó sin complicaciones y el paciente se recupera favorablemente.

En 2 horas pudieron extraer el objeto con una incubación dificultosa, pero la extracción fue rápida. Foto: Gentileza.

Ingesta de objetos extraños

Los niños de 0 a 5 años, principalmente del interior del país, requieren de mayor cuidado de los padres, ya que es frecuente que ocurran accidentes por aspiración o broncoaspiración de objetos pequeños. Al año, en promedio, son atendidos de urgencia 30 casos de aspiración de objetos pequeños por parte de niños.

“En el interior, los niños están en constante contacto con granos como maní, maíz o poroto, ya que sus padres generalmente son agricultores y en un descuido los introducen en la boca”, relató a nuestra redacción, en el 2019, el doctor Carlos Morínigo, exministro de Salud, y agregó que en la primera infancia los niños llevan todo lo que ven a la boca. “Para evitar que pase esto, aconsejamos a los padres realizar una inspección del lugar donde dejarán a sus hijos”, subrayó y precisó que los objetos que más causan problemas son los alfileres, silbatos, tapas de bolígrafos, semillas o granos.

En caso de que ocurra un accidente debe practicarse la maniobra de Heimlich al niño para provocarle la tos y que el objeto salga expulsado del cuerpo. En caso contrario y si el objeto aspirado obstruye totalmente la tráquea, el niño puede fallecer. También recomienda acudir inmediatamente al centro asistencial más próximo.

Nota relacionada: Grano de maíz obstruía vía respiratoria de un niño de 2 años

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar