Profesionales médicos del Hospital Nacional de Itauguá lograron extraer un clavo del esófago de un menor de tan solo 1 año de edad tras un minucioso y delicado trabajo realizado a través de una endoscopía.

El procedimiento médico fue llevado a cabo en la mañana de este jueves en el Hospital Nacional de Itauguá, uno de los nosocomios públicos más importantes del país.

El paciente resultó ser un bebé de un año de edad, quien había ingerido un objeto punzante (clavo) por la vía oral. Este pequeño y peligroso objeto quedó alojado en su esófago, por lo que los profesionales de blanco concluyeron que realizarían una endoscopía.

Así lo informó esta tarde el jefe de servicio de turno, el doctor Carlos Adorno. El paciente pediátrico de un año de edad fue remitido desde la ciudad de Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro.

“El procedimiento fue un éxito. El clavo se encontraba en el esófago superior y en este momento el paciente se encuentra estable”, informó el especialista.

Foto: Gentileza.

Cuidar a los menores

El médico llamó la atención en cuanto al cuidado de las criaturas que deben tener los padres, especialmente a esa edad en que todo lo que encuentran a su paso los niños quieren llevar a la boca.

El equipo quirúrgico estuvo compuesto por el doctor Carlos Adorno, la doctora Alma Masi y la doctora Mirian Díaz; además, como anestesista, la doctora Gisella Amarilla.

Foto: Gentileza.

Nota relacionada: Grano de maíz obstruía vía respiratoria de un niño de 2 años

Otro caso reciente

Otro caso similar, pero menos grave, de ingesta de objetos extraños por parte de niños pequeños se dio el pasado 13 de mayo en el Ineram. Un niño de dos años de edad que padecía de dificultades respiratorias fue trasladado hasta un centro médico por sus padres para conocer qué lo aquejaba. Los galenos intervinientes se llevaron una gran sorpresa al encontrar que un grano de maíz obstruía su vía respiratoria.

Gracias a la minuciosa y profesional tarea de los expertos médicos, el grano de maíz pudo ser extraído con total éxito. El procedimiento fue realizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram), dependiente del Ministerio de Salud Pública.

Mirá también: “Ojo con los niños”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar