Por: Viviana Orrego (viviana.orrego@gruponacion.com.py).

Hace 18 años, a causa del famoso “edicto de Riera”, migró a España, donde habilitó la primera discoteca exclusiva para paraguayos en Madrid y como una réplica del local bailable de Villa Elisa, le pusieron de nombre “Veracruz”, hoy “Gran Caimán”, para que los compatriotas lo relacionen con Paraguay. A causa de la pandemia del COVID-19, este rubro se vio muy afectado, ya que actualmente funciona solo en modo “bar” con burbujas de a cinco personas y tuvo que migrar al rubro de paquetería marítima para envíos de cajas de Madrid a Paraguay.

Se trata de Aldo Pérez, conocido en el mundo de discotecas en el país y a nivel internacional. Se inició en la “Red Tropical” de la Radio Fernando de la Mora y posteriormente se independizó y abrió una discoteca a cuenta propia, que con la disposición del entonces intendente de Asunción, Enrique Riera, que ordenó el cierre de todas las discotecas del municipio a las 1:00, tuvo que cerrar y buscar nuevas oportunidades laborales.

Del rubro de la discoteca migró al envío marítimo a causa de la pandemia. Foto: Gentileza.

“Yo estuve trabajando en la ‘Red Tropical’ en la radio Fernando de la Mora en la parte de eventos como encargado de todos los conciertos internacionales que se tenían y trabajaba también en la discoteca Gran Caimán que está sobre la avenida Madame Lynch. Luego, me independicé, abrí mi propio local y en la época donde era intendente Riera hizo el famoso edicto en donde se dictó que todas las discotecas de Asunción tenían que cerrar a la 1:00 de la madrugada y eso perjudicó mucho, a mí me dejó prácticamente en la calle, el famoso edicto de Riera”, recordó.

Su forma de ser inquieto y su optimismo lo llevaron a migrar a España, específicamente en Madrid, donde empezó trabajando en hoteles y bares como otros compatriotas. Luego, se encontró con un amigo y al ver que la población paraguaya crecía en España, decidieron acercar un pedacito de Paraguay a Madrid con una discoteca exclusiva de paraguayos donde se tocaba música que gustaba a sus paisanos.

Nota relacionada: Paraguaya por el mundo: con su talento, dulzura e inteligencia conquistó las pantallas mexicanas

“Aquí tuvimos la idea de organizar una discoteca para paraguayos porque nos dimos cuenta de que había una gran cantidad de compatriotas que necesitaban un poco de diversión y ahí decidimos habilitar la discoteca Veracruz en Madrid”, comentó el compatriota desde Madrid.

La discoteca –en un principio– se abría solo los domingos, empezaron a abrir también los sábados, luego sumaron los días viernes y en el negocio de la música les iba bastante bien, tal es así que llevaban a artistas nacionales e internacionales, así como al exanimador, hoy gobernador de Central, Hugo Javier, considerado y conocido en ese entonces como el locutor Nº 2. Todo marchaba muy bien hasta que tocó a la puerta la pandemia del COVID-19 que los llevó abrir solo en modo bar con burbujas.

Tuvo que reinventarse

“Durante la pandemia tuvimos que cerrar, se cerró todo porque estuvimos en cuarentena total y la verdad nos fue bastante mal y ahí fue que tuve que reinventarme. Empecé con los envíos marítimos a Paraguay, eso gracias a Dios no paró, el tema de envío de cajas y encomiendas de los compatriotas de Madrid a Paraguay”, relató Pérez.

Relató que contratan el servicio de contenedores marítimos para el envío de cajas y encomiendas desde Madrid hasta Paraguay en un periodo de más o menos dos meses en el que llega lo enviado por los compatriotas. El nuevo emprendimiento lleva el nombre de “Delivery Paraguay - envíos marítimos”.

Nota relacionada: Paraguayo por el mundo: dejó el país para vivir de la música, ahora grabará su segundo corte en Europa

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar