Tras la llegada de la pandemia, se animó a emprender y vende ropas para pagar sus estudios. Ahora ya está juntando para su matrícula y primera cuota del 2021.

Luz Peralta, también conocida como ‘Lumi’, tiene 20 años y estudia marketing. Actualmente cursa el quinto semestre de la carrera, lo que vendría a ser el tercer año. Nunca tuvo un trabajo fijo, ya que su mamá, quien trabaja en Argentina, le ayudaba a pagar sus estudios, pero este año a causa de la pandemia se quedó sin trabajo y ya le fue muy difícil completar el dinero para pagar todos meses la facultad.

Fue entonces cuando Lumi tomó la iniciativa y buscó opciones para generar un ingreso que le ayude a pagar la cuota de la universidad y seguir con sus estudios.

“Estuve trabajando como niñera, pero fue solamente un mes hasta que me decidí a invertir lo ganado y compré algunas cosas para vender y me resultó. Después le comenté a mi novio y él le contó a sus padres, por lo que me ayudaron con un poco más para seguir invirtiendo y comencé con 200.000, con algunos vestidos. Así pude completar para pagar mi facultad mensualmente”, empezó contando a La Nación.

Ropas casuales, calzados, accesorios y más, son algunas de las opciones que la joven ofrece a través de sus redes sociales. En Instagram está como Milu, tienda online, desde hace 3 meses, pero desde junio aproximadamente inició con las ventas.

Contó que siempre le gustó vender y como su suegra tiene venta de ropas también, solía vender algunas prendas y le iba a bien.

“Me manejo por pedidos. Las personas me escriben y les paso las fotos de lo que tengo disponible y se le lleva o pasa a buscar. Ahora estoy teniendo delivery, trabajo con el primo de mi novio que así también gana algo, ya que es estudiante y no trabaja, necesita la plata también”, mencionó.

Es de la zona centro de San Lorenzo y en cuanto a lo que vende, la joven comentó que tiene calzados brasileños, lentes, ropas variadas, blusitas, shorts, bikinis, polleras, jeans, vestiditos, remeras para damas y caballeros, todo sobre pedido.

Leer más: Ejemplo de superación: familia de Caacupé hace y vende arbolitos de Navidad de ysypo

“Los vestidos que son engomados tengo a partir de 35.000, a veces suelo hacer promos. Ahora, todas las ventas que hago es para pagar mi matrícula y cuota de febrero”, explicó.

Lumi dijo que la idea es siempre buscar el lado bueno de las cosas. “No dejen de estudiar solamente porque no tienen plata porque siempre hay un comienzo para todo”, aseguró.

Además de vestiditos tiene calzados brasileros, lentes, ropas variadas, blusitas, shorts, bikinis, jeans y más. Foto: Gentileza.

Pedidos

Las personas interesadas en adquirir algunas prendas para recibir al nuevo año y de paso ayudar a que la joven pueda seguir sus estudios gracias a las ventas, pueden contactar con ella a través del (0991) 270-955 o a través de sus redes sociales.

Leer también: Ejemplo de superación: buscando nuevos horizontes incursionó en los dulces y la costura

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar