Ciudad del Este. Agencia Regional.

La no provisión de eritroproyetina y hierro sacarato a pacientes renales del Hospital Regional del Instituto de Previsión Social (IPS), desde hace tres meses, obligó a los afectados a organizar hoy, al mediodía, una pollada para recaudar fondos que les ayude a la adquisición de los citados fármacos, muy costosos.

La cita fue en la vereda del Centro de Hemodiálisis de la Clínica HUME, ubicado en el barrio San Isidro de Ciudad del Este.

El grupo que organizó la actividad es de la Asociación de Pacientes Renales del IPS, que reúne a 74 personas que se realizan tres veces por semana sus diálisis en el citado centro, un servicio privado, contratado por el IPS para el servicio a los asegurados.

Adolfo González Paredes, presidente de la citada asociación, explicó que “esos insumos son básicos para que la diálisis surja efecto, me refiero a la eritroproyetina y al hierro sacarato, gracias a la manifestación que hicimos, creemos que el IPS sintió esa sensibilidad y ya tienen en Asunción esos medicamentos, quizás esta semana ya tengamos aquí en Ciudad del Este, todo depende de la gestión de la directora regional (Ana Liz Jara)”.

Lea también: Madrinas de Bianca recaudaron G. 46 millones en venta de casacas y ofertan las últimas

Agregó que hicieron esto para ayudar a todos y todas, “hablamos de 73 pacientes, tres nos dejaron estos meses, de hecho, no podremos comprar todo lo que necesitamos, pero en algo vamos a paliar”, expresó Adolfo, padre de un paciente renal.

El hombre aclaró que la clínica contratada por el IPS es para brindar el servicio, no para la provisión de los medicamentos, que le corresponde a la previsional. Asimismo, mencionó que si efectivamente llegan en los próximos días los medicamentos, otro inconveniente está en puerta. “Solucionamos un problema y ahora tenemos otro, HUME nos provee la heparina (un anticoagulante) y ahora su proveedor ya le está limitando porque no está cobrando bien del IPS y en consecuencia falta para la compra de ese fármaco, estamos hablando de entre seis a siete meses de deuda”, manifestó el representante de las familias.

Adolfo también contó que normalmente les faltan los medicamentos que les debe proveer el IPS como pacientes, “algunas veces tienen y otras no, sobre todo quienes retiran los insumos cardiológicos, hay muchos que lo necesitan y si bien no son tan caros, el IPS tiene la obligación de proveer”.

Refiere que las familias son en su mayoría de clase media para abajo y en esta pandemia los ingresos no son regulares, por eso la necesidad de una pollada.

Te puede interesar: Cifra de contagiados por el COVID-19 no deja de subir en este diciembre, hoy suman más de 1.000


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar