El director de Vigilancia de la Salud, el Dr. Guillermo Sequera, aseveró este miércoles que los pacientes recuperados del COVID-19 no son inmortales y que deben seguir con las medidas de protección al igual que todos. El funcionario del Ministerio de Salud Pública confirmó que existen casos de reinfección de la enfermedad, y que incluso se registraron algunos fallecidos.

“Hay que descartar esa idea que si uno superó el COVID-19 ya es inmortal y no va a volver a enfermarse. Eso no es así”, aseguró este miércoles el director de Vigilancia de la Salud, dependiente del Ministerio de Salud. Advirtió en ese sentido que se están registrando casos de reinfección graves, algunos de ellos fallecieron.

Podés leer: Salud trabaja para obtener vacuna segura y eficaz contra el COVID-19

Más de 58.900 paraguayos que enfermaron con COVID-19 se recuperaron hasta el momento. Sin embargo, Sequera mencionó que la recuperación no implica que sean inmunes a padecer una reinfección, mucho menos que se crean inmortales. “Hasta el momento no se sabe con certeza la duración real de los anticuerpos y si todos los infectados generan inmunidad”, expuso.

Estudios preliminares revelan que una persona, luego de recuperarse del COVID-19, adquiere una inmunidad que puede durar de 3 a 6 meses aproximadamente, lo que no sugiere que la inmunidad sea absoluta y que deba abandonar las medidas sanitarias.

Mismo riesgo de contagio

El doctor Guillermo Sequera declaró que los pacientes recuperados corren el mismo riesgo de contagiarse con el virus al igual que aquellos que aparentemente aún no adquirieron la enfermedad, por esta razón reitera la necesidad de cumplir con las medidas sanitarias vigentes.

En Paraguay, al igual que en otros países del mundo se registraron personas que tiempo después de su recuperación volvieron a infectarse con el virus, algunos de ellos han muerto en esta oportunidad. “Hay que descartar esa idea que si uno superó el COVID-19 ya es inmortal y no va a volver a enfermarse. Eso no es así. Tenemos casos de reinfección, si bien son pocos, son graves, algunos de ellos fallecieron”, lamentó el titular de Vigilancia de la Salud.

Creerse inmunes, medida que falló en otros países

Comentó que en varios países implementaron y otros pretenden implementar el llamado “Pasaporte COVID”, un documento que busca acreditar que la persona padeció la enfermedad, cuenta con inmunidad y por consiguiente puede realizar su vida normal. A raíz de esto, los recuperados dejaron de cuidarse, volvieron a infectarse y contagiaron el virus a otros.

Sequera alegó que este tipo de decisiones está causando inequidad y discriminación en la sociedad, generando sobre todo rabia y enojo en aquellos que procuran seguir con las medidas de protección y prevención frente al virus pandémico, mientras que otros viven sin noción del riesgo, como si el virus no existiese.

Recuerda y alienta a la ciudadanía a seguir con el uso de mascarilla en espacios compartidos para disminuir el riesgo de contagios, conservar la distancia física, cumplir con el lavado constante de manos y mantener los ambientes ventilados como acciones esenciales que deben formar parte de la actividad diaria de todos, incluso de los que han vencido a la enfermedad.

Podés leer: Médicos del Hospital Nacional reclaman insumos y medicamentos a Salud

¿El recuperado sigue transmitiendo el virus?

Desde Vigilancia de la Salud consideraron que es importante aclarar que la transmisión del COVID-19 se realiza solo de una persona enferma a una sana. En el caso de la persona recuperada, si bien no transmite la enfermedad mientras dure el periodo de inmunidad, puede constituirse en un agente contaminante, por esta razón, aunque haya superado la infección debe seguir adherido a las medidas sanitarias, explicaron. Cabe recordar que el virus puede pegarse a las manos y de esta manera, contaminar el entorno e ingresar al organismo al tocarnos la boca, la nariz o los ojos.

Dejanos tu comentario

9H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar