El secretario del Sindicato Nacional de Médicos, Dr. Lilio Irala, explicó que si bien el documento habla de una situación crítica, es un documento también un poco desfasado para la realidad que hoy ya es absolutamente otra.

“Existe un desabastecimiento en medicamentos esenciales. Cuando estábamos cerca del fondo nosotros ya tocábamos fondo en esta fecha. Aparte de la catástrofe humanitaria en cuanto a costos de vida que está llevándose consigo este virus, también se ha convertido en una catástrofe económica para muchísima gente dentro de la población y hoy peor aún se convierte en una enfermedad catastrófica para los que necesitan internación y cuidados intensivos porque tienen que comprar medicamentos esenciales”, lamentó.

Sostuvo que no hay uno de los antibióticos de cabecera en los cuidados intensivos, además de que no hay relajantes musculares ni sedantes. “Realmente estamos en el fondo del fondo en estos momentos en ciertos insumos y nosotros siempre hemos denunciado que carecemos de insumos esenciales. Muchas veces estamos operando pacientes, teniendo vidas en nuestras manos sangrando, pedimos un hilo y no hay. No hay antibióticos, un frasco cuesta 300.000 guaraníes y parte de nuestra población es mayoritariamente pobre y acude a servicios públicos”, expresó en contacto con Universo 970 AM.

Mencionó que una epidemia no es cubierta por los seguros médicos y que debe ser cubierta por la previsional y por Salud Pública que son de por sí pobres por el presupuesto que tienen y hoy están absolutamente desabastecidos en esos insumos que son esenciales.

“Nosotros como soldados en trinchera debemos batallar con agua a quienes nos están jugando con municiones de grueso calibre, como lo es esta enfermedad. Es como ir a la guerra sin ningún tipo de protección y menos todavía con armas para hacerle frente”, sostuvo.

Leer más: Sin camas en UTI: “Si hoy tenemos libres, significa que el paciente murió”

Al ser consultado acerca de la nota que es del 4 de agosto y que habla de un estado crítico, indicó que la situación actual incluso es peor.

“Cuatro meses después se desnuda una vez más la falta de interés, de compromiso, de previsión y planificación, una absoluta inutilidad, ineficacia de los mecanismos para tratar de paliar esto de alguna forma. Si bien nuestros déficit son históricos y en Salud Pública estamos cubriendo apenas el 50% de la necesidad de la población, 25% o más de nuestra población incluso vive excluida del sistema de salud, en una situación tan delicada y tan catastrófica para todos, nosotros estemos en estas condiciones, desnudos y peleando contra una enfermedad que resulta incomprensible aun en muchos aspectos”, indicó.

Así también mencionó que los gastos son enormes cuando un paciente está internado en terapia intensiva y que al no haber medicamentos, recae sobre la población.

Leer también: Se inicia diciembre con 1.055 casos positivos y 15 fallecidos por COVID-19

“Todo termina siendo parte de una cadena de corrupción, de impunidad, corruptos que terminan impunes. La impunidad alimenta la corrupción, el descaro, la desvergüenza de actores que intentan lucrar con el sufrimiento, el padecimiento y la necesidad de nuestra gente”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar