Una persona privada de su libertad (PPL), identificada como César Arévalos, se fugó esta mañana de la Penitenciaría de Tacumbú para acudir hasta la prensa con el fin de denunciar un supuesto esquema corrupto en la administración del penal que beneficiaría a los internos a cambio de sumas de dinero. El recluso aseguró que hay internos que pagan desde G. 500 mil para salir un fin de semana de la cárcel para pasearse libremente.

“Me fugué de Tacumbú para que la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, sepa que se paga para salir los fines de semana. Ya recibí amenazas por estar hablando ahora con ustedes. Todos los días hay farra, chupi, drogas, trolas todas las noches. Uno paga para hacer lo que quiere”, expuso Arévalos, quien llegó hasta las instalaciones del Canal de Televisión SNT, para hacer su descargo, este jueves.

“Ese lugar es cualquier otra cosa menos un centro penitenciario. Yo hace media hora me fugué para venir a denunciar la persecución del director Ángel López”, aseveró el hombre, notablemente afectado. El recluso mencionó que ya cumplió 9 de los 10 años que recibió de condena por un caso de estafa y que hace cuestión de 3 meses fue llevado hasta la Unidad Pabellón “La Esperanza”, ubicada detrás de Tacumbú, donde se mantiene un régimen de reclusión más abierto y con más libertades, según indicó.

“Hace tres meses estoy ahí. Hace unos días me robaron mi dinero. Yo denuncié eso al director y me volvieron a robar. En una tercera ocasión ocurrió lo mismo y ahí reventé, ya me harté”. Arévalos comentó que la persona que le robó se burló de él y le dijo que acepte lo perdido, a lo que él respondió arrojándole un mango. “Por eso que hice, me amenazaron y me dijeron que me mandar a encerrar de vuelta. Me extorsionan, por eso es que ahora vengo a denunciar todo. Ya me cansé”, reiteró.

César Arévalos, luego de hablar con la prensa, se entregó nuevamente a la Policía. Foto: Captura.

Podés leer: Absuelven de culpa y pena a Fernández Lippmann, acusado por enriquecimiento ilícito

Se puede salir sin problemas del penal, según la denuncia

La PPL refirió que cualquier persona puede salir del Pabellón “Esperanza, tanto por atrás como adelante. Los que tiene plata salen por enfrente. Yo salí por atrás pero no para huir sino para contar cuánto se paga ahí por cualquier cosa que uno quiera. Se pagan montos absurdos. Por ejemplo, por cada habitación te piden G. 10 millones. Para salir un fin de semana pagás G. 500 mil, incluso podés ir de viaje y todo al interior. Esas son las situaciones que me molestan. Me falta tan poco para salir y que me perjudiquen de esa forma. Me roban todo porque el inepto del director no hace nada, no tiene ni título, ni el colegio terminó”, dijo.

Por otra parte, Arévalos reveló que durante la misma entrevista que estaba ofreciendo, ya le llamaron desde la penitenciaría para amenazarlo. “Fue de parte de un funcionario. Me dijeron ‘espero que sepas lo que estás haciendo’. Supuestamente, me van a trasladar a un régimen más cerrado”, dijo.

Por último, aseveró que no se va resistir al intento de recaptura por parte de la Policía Nacional, pero solicitó que se lleve ante la jueza que interina su causa a modo de que pueda dejar constancia de su situación y denuncia.

Podés leer: Justicia dictamina que Nicanor debe proveer información

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar