Luego de que se realizará la apertura de una vivienda ubicada en barrio Sajonia, donde encontraron medicamentos de uso exclusivo del Instituto de Previsión Social (IPS), por valor de unos 40 millones, que aparentemente fueron robados por una funcionaria, desde la previsional afirmaron que este tipo de robos se da ante la falta de un buen sistema.

“Contamos con un sistema totalmente obsoleto y esto es lamentable”, dijo en contacto con La Nación el gerente de salud del IPS, Vicente Ruíz. Afirmó que tras la denuncia escrita hecha por el exmarido de la funcionaria que se desempeñaba en el área de Enfermería Pediátrica, desde el IPS realizaron la denuncia ante la Fiscalía y hoy se procedió a la apertura de la casa donde se constató que habían medicamentos de la previsional.

“Se trata de una funcionaria que fue contratada en junio del 2018 y tendría más de dos años de contrato. No estaba nombrada y le hicimos la entrevista hoy, por porque ella presta servicio en el área de pediatría del hospital Central. Negó todas las acusaciones”, confirmó.

Plantaron los insumos

Ruiz señaló que la funcionaria en su defensa dijo que todos esos medicamentos fueron plantados por su expareja para acusarla del hecho ante los problemas judiciales por la que están pasando. No obstante, desde la previsional decidieron apartarla del cargo ya que el contrato estipula este tipo acción en este caso.

“Ella negó rotundamente las acusaciones. La directora de enfermería la entrevistó según el protocolo que manejan. La funcionaria dijo que ella abandonó la vivienda hace 39 días y ella habla de un posible plante de medicamentos, esa es la versión de ella. Para nosotros los medicamentos son robados, por eso la denuncia fiscal”, aclaró.

Noticia relacionada: Grave denuncia: GEN constata farmacia clandestina en casa de una funcionaria del IPS

Subrayó que ante la presunción de que esa fue su casa y que los medicamentos son robados, el Consejo hoy a las 13:00 decidió apartarla del cargo con los términos de que si se demuestra que no estuvo implicada, podrá volver a su cargo. “Viendo el volumen de medicamentos tenemos la presunción que los fue sacando de a poco, por lo que se ordenó una inmediata auditoria de todo el hospital Central. Se tiene que ver si son lotes de pediatría o se involucra a otras áreas como clínica médica o cirugía y que estén implicados otros funcionarios”, puntualizó.

Robos frecuentes

En otro momento, Ruiz afirmó que este tipo de robo es muy frecuente dentro de los hospitales de la previsional y que en el año se detectan al menos dos robos de este tipo. “Estoy hace 32 años en el IPS y este tipo de robo no es sistemático, pero solemos detectar 1 ó 2 veces al año con seguridad”, puntualizó.

Agregó que los medicamentos que son adquiridos por la previsional están seguros hasta que llegan al parque sanitario, porque allí se puede controlar la cantidad, pero una vez que sale y se distribuye, es imposible hacer los controles. “Pese a los pocos mecanismos que tenemos se suele descubrir, pese al sistema informático totalmente obsoleto que no nos da la posibilidad de hacer la trazabilidad de los medicamentos. Tenemos la seguridad hasta el parque sanitario, hasta ahí los medicamentos vienen seguros porque las empresas tienen control de eso”, sostuvo.

El profesional resaltó que el problema empieza una vez que salen del parque y entrando a la red de IPS del todo el país. “Hay nos es imposible controlar, eso se habría solucionado si tenemos un sistema más moderno. Hace rato estamos pidiendo un nuevo sistema, inclusive los médicos firmamos una solicitud dirigida al presidente de la previsional para que apuren cambio o renovación”.

Leé también: Junta médica investigará una supuesta mala praxis en el IPS

Sistema tienta a funcionarios

Así también, resaltó que al no poder hacer la trazabilidad y el control unitario de los medicamentos, ya que cada piso cuenta con una farmacia, esto hace que sea posible sacar los medicamentos sin control alguno. “Hoy día cada piso tiene un depósito y resulta tentador para el funcionario agarrar y guardar en el bolsillo”, aclaró.

Sostuvo que en este momento y ante la falta de un sistema, no se puede realizar la entrega unitaria de medicamentos a los pacientes internados. Es por eso que se entregan por 10 comprimidos, lo que hace más fácil el acceso a los fármacos sobrantes. “Eso es muy tentador, o cuando fallece un paciente y quedaron ahí los medicamentos, estos se tienen que devolver porque contamos con un protocolo de devolución. Eso queda a cargo del jefe de área, pero en muchos casos no se da la devolución, ya que una vez que fueron generados a nombre del paciente, ya quedan computados como retirados”.

Disculpas a los asegurados

Lamentó que esto se de en medio de la crisis por la que está pasando el país y durante la cual cualquier medicamento es fundamental para el paciente. “Es lamentable que ocurra esto. Por más que sean 30 omeprazol pueden ser fundamental para una persona y a lo mejor tuvo que salir a comprar”, sentenció.

En ese sentido, pidió disculpas a los asegurados por la situación que se da en estas circunstancias. “Esto es incontrolable. Se necesita un nuevo sistema que nos va a ahorrar un 30% de los gastos que tenemos. Estas cosas son las que no se detectan por no tener un buen mecanismo de control, esto no se da en otros lugares”, concluyó.

Puede interesarle: En un riacho hallaron armas que habrían sido arrojadas por “Papo” Morales

Dejanos tu comentario

8H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar