Experta sostiene que hasta ahora los datos que se tienen de las vacunas son bastante alentadores y que lo que se sabe es que no solamente producen anticuerpos, sino que también otro tipo de defensas.

La doctora Graciela Russomando, excoordinadora del laboratorio de Senacsa, dijo en contacto con Universo 970 AM que ve con buenos ojos las vacunas y que es alentador el panorama. “Yo realmente no le veo a este tipo de vacunas que se van a aplicar algún riesgo para la población porque las vacunas de las cuales están hablando son todas fabricadas de una manera que al ingresar al organismo lo que se produce son proteínas”, indicó.

Explicó que al estar en el organismo, va a producir anticuerpos contra esas proteínas y hasta ahora lo que fue alentador es que los niveles de anticuerpos producidos por estas vacunas contra esta espícula son bastante buenos y serían protectores.

“El objetivo de esta vacuna es que cuando nosotros producimos anticuerpos ante la presencia de esta proteína en nuestro organismo, se va a bloquear el ingreso del virus a nuestras células”, expuso.

Leer más: Ineram: “El COVID-19 sigue campante y tenemos llenas las camas de terapia”

Nivel de anticuerpos

La experta dijo que lo que sí se sabe es que se producen dos tipos de respuestas inmunológicas en cada persona. “Está produciendo una respuesta de anticuerpos en donde el individuo una vez que entra en contacto con el virus, el organismo va a reconocer esas proteínas presentes en el virus y vamos a producir en grandes cantidades y bloquear el ingreso a las células. También se sabe que no solamente produce anticuerpos, sino que también produce otro tipo de defensas, una inmunidad celular”, comentó.

Mencionó además con respecto a las vacunas que se ha demostrado que esos dos tipos de respuestas de defensa ocasiona el ingreso de la espícula, la presencia de esta proteína en el organismo. “Lo que sí se está demostrando no tan solo con las vacunas, por ejemplo en personas que han estado infectadas con coronavirus, inclusive infecciones leves, se están haciendo estudios con muy buenos resultados. En Inglaterra, por ejemplo, 17 centros se unieron para hacer estudios de qué tipo de inmunidad sea a largo plazo y si realmente las personas que estuvieron infectadas van a producir una defensa. En Estados Unidos también recientemente salió una publicación en donde ellos analizan estos dos tipos de defensa, tanto la respuesta celular como también la respuesta de anticuerpos, lo que se llama una inmunidad celular de memoria también, y ven que hay muy buena respuesta inclusive en personas que han estado con infecciones leves”, sostuvo.

“La infección misma está demostrando que sí produce respuesta la defensa es a largo plazo, entonces por qué no lo tendría la vacuna”, agregó.

Finalmente, la doctora indicó que cree que la ciudadanía estará cubierta sí o sí con la Oxford. “Creo que para fin de año o principio del año que viene estarían en el mercado para los países sudamericanos. Desde ya tengo entendido que en Estados Unidos ya se están vacunando. Primero van a tratar ellos de vacunar a su mayor población susceptible, que va al frente por ejemplo el personal de blanco y luego sí o sí también en paralelo estarían vacunando a personas que tienen las comorbilidades”, señaló.

Leer también: COVID-19: preocupa aumento de casos y alta ocupación de camas de terapia

Enfatizó que Paraguay como países latinoamericanos en el primer semestre del año que viene ya estaría utilizando también. “Lo bueno es que las vacunas que se van a emplear, son vacunas que han dado muy buena respuesta en esta evaluación de fase 3”, aseguró.

Dejanos tu comentario

6H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar