La irrupción de la pandemia y la consiguiente cuarentena como una de las medidas preventivas más duras, ocasionó graves daños a la economía mundial, causando cierres de empresas y negocios, caídas de emprendimientos en muchas áreas, lo que implicó la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo en todo el mundo.

Paraguay no fue la excepción, por lo que son reconfortantes las historias de vida de personas que con ayuda de otros o de organismos como la Oficina de Empleo de la Junta de Gobierno (ANR) consiguen un puesto de trabajo y comienzan a recorrer un camino de esperanza.

Todos tienen el mismo derecho

En esta ocasión, el director de la mencionada oficina de empleos anunció que una empresa del rubro de la salud contrató como asesores a tres personas, Mirian Celeste Pereira, Ana Gisela Lesme y Felipe Nery Ibarra, todos con diferentes niveles de discapacidad visual, dos de ellas no videntes.

El mismo celebró en su cuenta de Twitter la contratación de estas personas, con este mensaje: “Cuando otros cerraron las puertas, ¡ustedes abrieron el corazón! Por favor no mires la discapacidad mira la capacidad, ¡tienen derecho a tener empleo!”.

Los tres nuevos asesores durante una reunión de capacitación antes de iniciar el nuevo desafío. Foto: Gentileza.

Desde los 7 años trabajando en la calle

También se dio a conocer el caso de Antonio González, un joven trabajador de la calle, vendedor y limpiavidrios que fue contratado por una empresa de construcción. Antonio está casado y es padre de dos niños, trabajaba en la calle desde los 7 años y desde ahora tendrá su primera oportunidad con salario mínimo y beneficios laborales, como el seguro del IPS.

Lea también: Volverían ferias de empleos de la ANR en modo presencial

La semana pasada a Araceli Sosa le habían confirmado que era una de las siete personas que fueron seleccionadas para cubrir puestos de atención a clientes en una empresa de telecomunicaciones. “El señor Enrique López Arce, de la Oficina de Empleos de la Junta de Gobierno, estuvo desde el primer momento junto con nosotros”, comentó ella.

Antonio González, con chaleco de color anaranjado, comenzó a trabajar en la calle desde los 7 años. Foto: Gentileza.

Un caso reciente

Araceli Sosa fue involucrada sin pruebas en el caso del asesinato de toda una familia, ocurrido hace dos años en el centro de Asunción y por el cual el joven Bruno Marabel fue condenado recientemente a 40 años de prisión. “Tenía miedo para ir a esta entrevista, por si la gente recuerde todo eso que sucedió, pero me fue todo bien, pasé desapercibida en ese aspecto y ahora me están dando la oportunidad de crecer en esta empresa”, expresó Araceli en aquel momento.

A pesar del reinicio de las actividades productivas y comerciales, va a llevar algo de tiempo, disminuir la cantidad de personas que se encuentran sin empleo, mientras siguen aumentando los números de subocupados y de personas que realizan actividades informales para subsistir.

Con relación a esta situación, desde la dirección de la Oficina de Empleos de la Junta de Gobierno, informaron que se está proyectando para diciembre o comienzo del 2021, el regreso de las ferias de empleos de manera presencial y que fueron suspendidas para evitar la aglomeración, al igual que prácticamente todas las demás actividades en el país, desde que aparecieron los primeros casos de COVID-19.


Le puede interesar: Llegó la oportunidad que Araceli Sosa pedía

Dejanos tu comentario

11H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar