En el Mercado Municipal de Abasto de Asunción, específicamente en el remozado Bloque C, se detectó el nulo cumplimiento de las medidas sanitarias para la prevención de transmisión del COVID-19. Los accesos a dicho bloque comercial, uno de los más concurridos por cientos de personas diariamente, cuenta con lavamanos pero sin los elementos de limpieza correspondientes. Se nota también la ausencia total de control y de funcionarios de la comuna capitalina para verificar la situación.

Cámaras del canal de televisión GEN captaron esta mañana de viernes la situación de cero control por parte de los funcionarios de la comuna que administra el Abasto, así como la irresponsabilidad de los clientes que ingresan al predio sin mayores precauciones.

“Este es un lugar muy populoso, y muy delicado teniendo en cuenta la gran cantidad de personas y casos que se tienen de coronavirus. El Bloque C, inaugurado el año pasado luego del incendio que lo dejó a casi nada, no cumple con las medidas sanitarias mínimas”, describió la periodista Angélica Giménez, en contacto con GEN.

En la locación se observa que los lavamanos de locales privados tienen todos los elementos para higienizarse correctamente las manos antes del ingreso. No obstante, los lavamanos ubicados en los accesos, que son de potestad de la municipalidad de Asunción, cuentan solo con agua y no tienen jabón, papel para secarse las manos ni mucho menos alcohol en gel.

Podés leer: Hombre fue atropellado, golpeado y luego maniatado en Luque

¿Se relajó la municipalidad?

En los tres puntos de acceso que fueron recorridos por el equipo de GEN, se pudo verificar la misma situación de abandono y cero cumplimiento de los mismos. Además de esto, se observó como el agua de los lavamanos corría hasta baldes que rebozaban del líquido, los cuales ya funcionaban como criaderos de mosquitos y también alimentaban el agua servida en la calle, denotando la total inocuidad e insanidad del predio.

Otro de los tambores con agua corriente pero sin los insumos para limpieza. Foto: Angélica Giménez.

Asimismo, se observó a varios clientes ingresando al Bloque C como sin nada, simplemente omitiendo los protocolos mínimos. Esto también ante la ausencia de funcionarios contralores del cumplimiento de las medidas emanadas por el Ministerio de Salud para evitar la propagación del virus.

Lo que sí destacó la periodista es que varios locales tenían sus lavamanos propios con todos los elementos requeridos para la correcta limpieza. Sin embargo, esta situación no se reflejaba en todos los locales ya que habían otros que pasaban por la misma situación que los accesos principales al Bloque.

Lavamanos de una empresa privada, que sí cuenta con todos los elementos sanitarios. Foto: Angélica Giménez.

Podés leer: Tensión e incertidumbre entre comerciantes de Caacupé: “No sabemos nada”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar