Ante la suspensión de la fiesta patronal de la Virgen de Caacupé, considerada la mayor fiesta mariana del país, donde el 7 y el 8 de diciembre miles de peregrinos caminan hasta la Villa Serrana para pagar sus promesas y la posterior implementación del formato virtual, afecta en gran medida la economía de los vendedores, quienes año tras año se ganan un dinero extra para pasar las fiestas de fin de año.

Ante esta situación, desde la municipalidad de Caacupé propusieron al presidente de la República el pago de un subsidio de 550.000 guaraníes para estas personas, el mismo fue aceptado, pero ahora surgen problemas para el pago.

Hoy jueves los vendedores se manifestaron frente a la comuna, ya que muchos no serán beneficiados con este subsidio. Según el intendente Diego Riveros, el problema surge en que todo pasa por un atento filtro estipulado por la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), que dispone que no serán beneficiados aquellos vendedores que ya habían recibido algún subsidio durante la cuarentena sanitaria.

Destacó que en un principio serán beneficiados con el subsidio unos 1.200 vendedores y habrá la posibilidad de que sigan vendiendo sus productos toda vez que no haya aglomeración en las inmediaciones de la basílica.

“Se ha hecho un cruzamiento de datos con la gente de la Secretaría de Emergencia Nacional y han descartado a algunos vendedores. Se ha trabajado de vuelta para incorporar a algunos a nombre de otro familiar. Es lo que les comenté hoy a los vendedores y ellos quedaron bastante conformes con eso”, puntualizó.

Leer más: Salud reporta 782 casos positivos y 11 fallecidos por el COVID-19

Agregó que este año no se realizará ningún loteamiento para los mismos, pero sí se verá la posibilidad de que puedan realizar sus ventas en algunos puntos.

“No habrá ningún puesto fijo en las festividades de este año 2020, pero sí se dará la posibilidad de que puedan recorrer algunos vendedores ambulantes cumpliendo siempre con las medidas sanitarias y el distanciamiento que es de 200 metros alrededor del santuario”, dijo.

Fase cero en Caacupé, solo si es necesario. Foto: Christian Meza.

Fase 0 en fechas claves

Así también manifestó que están analizando la implementación de la fase 0 en la zona y que todo depende de la cantidad de personas que va llegando hasta la Villa Serrana.

“Si la situación se sigue sosteniendo y si la presencia de gente es sostenida, esa flexibilización para que los vendedores sigan trabajando se va ir manteniendo en algunos casos”, afirmó.

Recalcó que en el caso de que no se respeten las medidas y todo se salga de control, se tendrá que tomar medidas más drásticas e ir cerrando puntos estratégicos de la ciudad.

“Vamos a seguir manteniendo una reunión con el ministro del Interior, también tenemos el acompañamiento de la policía local, hablaremos sobre la organización y qué medidas podrían ser adoptadas”, sostuvo.

Desde hoy se implementaron los puestos de control alrededor de la basílica, donde no se permite el ingreso de menores de 12 años y adultos mayores. El propio ministro del Interior, Euclides Acevedo, manifestó que los agentes de la Policía Nacional están autorizados en el caso de ver algún menor o adulto mayor con sus familiares de invitarlos a volver a sus hogares y apeló a la conciencia ciudadana durante la festividad.

Lea también: BID aprobó crédito de US$ 250 millones para afrontar desastres naturales y emergencias de salud

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar