Desde este lunes comenzó la semana de concienciación sobre la resistencia antimicrobiana (RAM), comúnmente conocida como el mal uso de antibióticos. Es muy común que cuando una persona se sienta enferma tenga la necesidad de usar algún tipo de medicamento o antibiótico para aplacar esa dolencia, pero el mal uso de esta droga puede provocar la resistencia antimicrobiana, lo que hace que el cuerpo ya no pueda curarse a la larga con este medicamento.

“Es la capacidad que tienen algunos microorganismos como virus, bacterias, hongos y parásitos de sufrir cambios para que los medicamentos con que se los trata no tengan efecto sobre ellos”, explicaron desde el Ministerio de Salud.

Para evitar este tipo de problemas se instauró la semana de concienciación del uso prudente de antibióticos. Desde la Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS) y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social instan a la población sobre la importancia de ser responsables en el consumo y en la prescripción de este tipo de fármacos, teniendo en cuenta que su mala administración es contraproducente.

No es solo el consumo de antibióticos

“Mucho relaciona la resistencia microbiana con el uso de antibióticos, pero esto es mucho más allá. Involucra a muchas instituciones”, explicó en contacto con La Nación el doctor Romeo Montoya, asesor de enfermedades transmisibles de la OPS/OMS en Paraguay.

Señaló que muchas veces para la sanidad animal y vegetal se utiliza una gran cantidad de antibióticos que para cuando llegan a la dieta de los humanos ya crearon una resistencia a las bacterias.

“Esto hace que ya tengamos una debilidad hacia las bacterias porque ya son resistentes. Es por eso que estamos trabajando muy de cerca con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Mades y el Ministerio de Salud”, refirió.

Foto: Archivo.

Te puede interesar: A pesar de la huelga, en Clínicas garantizan servicios de urgencias

No automedicarse

El profesional destacó que toda la población debe saber que para consumir un antibiótico debe contar con la receta médica y con un instructivo para el consumo, más ahora que estamos en medio de una crisis sanitaria por un virus.

“Lo recomendable es no automedicarse, más ahora que estamos en una etapa con enfermedades virales y no tratar de combatir esta enfermedad con medicamentos que son para bacterias (antibióticos)”, manifestó.

Aseguró que otro de los factores que pueden provocar la resistencia a los antibióticos es no completar el tratamiento por el tiempo que corresponde.

“Otro factor es cuando se tiene prescripción médica y no se completa el tratamiento. En el caso de que el médico recomienda que se realice el tratamiento por 7 días, pero el paciente al tercer día ya deja de tomar la medicación porque se siente mejor. Es ahí cuando damos la posibilidad a la bacteria de reforzarse y a la hora de tener esa infección con otra persona ya no va a tener el mismo efecto el medicamento”, aseguró.

Ayuda de los médicos

En otro momento, destacó que se debe trabajar también con los médicos, ya que al momento de ofrecer un tratamiento, ellos tienen la opción de utilizar antibióticos más sencillos en una primera etapa.

“Muchas veces el médico tiene las herramientas para utilizar antibióticos sencillos más baratos y no los utiliza porque quieren utilizar antibióticos de última generación, pero estos últimos deben ser las herramientas finales contra las bacterias”, aseguró.

Manifestó que es muy importante que los médicos cuiden de los antibióticos con los que se cuentan, ya que deben ser una herramienta para tratar a las bacterias.

“Un ejemplo, hace unos años la sulfa ya no servía, ya que se volvieron resistentes y ya no servían, por lo que se dejaron de utilizar y a la vez que se dejaron de utilizar se protegió. Ahora que se están utilizando de vuelta se saben que las bacterias no reconocen a estas sulfas, por lo que se vuelven medicamentos que se pueden volver a utilizar. Por eso yo como médico si utilizo un antibiótico mal, no tengo la experiencia o no tengo los instrumentos para determinar que ese antibiótico es para esta bacteria, es ahí donde también se crea la resistencia antimicrobiana”, puntualizó Montoya.

Venta de antibióticos debe ser con receta. Foto: Archivo.

Lea también: Dengue: según el histórico de epidemias, esta temporada se podrían tener menos casos

Recomendaciones para la lucha

-Los pacientes tienen que utilizar responsablemente los antibióticos.

-No presionar a que sean prescriptos cuando el médico no lo hace.

-No considerar que un médico que no prescribe antibióticos no está haciendo bien su trabajo.

-No compartir esos antibióticos con otras personas aunque tengan síntomas similares.

Para los profesionales, no prescribirles antibióticos si es que realmente no hay faceta clara de infección bacteriana y también en lo posible utilizar antibióticos dirigidos, eso quiere decir hacer los cultivos cuando son necesarios para no utilizar antibióticos de amplio espectro en forma prolongada.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar