Trabajadores del departamento de Itapúa, nucleados en Gremios Unidos de la Frontera, urgen al Gobierno Nacional que se plasme en documentos el compromiso asumido para responder a los reclamos, en atención a la crisis que pasan por la pandemia del COVID-19 y el cierre del puente internacional que une Encarnación con Posadas (Argentina). Reclaman, en ese sentido, el pago de una asistencia económica que el Ejecutivo se había comprometido, pero que aún no tienen respuesta clara y formal.

Así explicó a La Nación el señor Sergio Mereles, vocero oficial de Gremios Unidos de la Frontera, el cual nuclea a 4 mil trabajadores de 15 diferentes sindicatos de la ciudad de Encarnación y otras zonas del departamento de Itapúa.

Podés leer: Comerciantes de Encarnación se movilizan para exigir reapertura del puente

“Hoy se cumplen 17 días de manifestación continua aquí donde es la entrada y salida de camiones en el Puerto de Encarnación. Habíamos presentado al Ejecutivo un petitorio con cuatro puntos específicos cuando se hizo la manifestación ciudadana. Posterior a eso, se instaló aquí un equipo del Ejecutivo, encabezado por el ministro de Interior, Euclides Acevedo, y el canciller nacional Federico González”, recordó.

Mereles señaló que el primer punto del petitorio reclamaba la apertura del Puente Internacional “San Roque González de Santa Cruz”, el segundo punto se refería a la reactivación económica y sustentable del sector afectado, el tercer punto era la entrega de víveres para las 4 mil personas afectadas por el paro comercial y el último punto era el pago de una asistencia económica, como una especie de Pytyvõ, consistente en la cifra mensual de G. 2 millones a cada trabajador hasta la reapertura del puente.

Lea más: Jill Biden, una oportunidad para transformar el papel de primera dama

El vocero destacó que tuvieron respuesta favorable sobre todos los puntos y que incluso ya fue concretada la entrega de víveres a las 4 mil familias por parte de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN). No obstante, aseveró que, con respecto a la asistencia económica, aún no tuvieron una respuesta clara.

“Nos dijeron que iban a estudiar la propuesta, pero hasta ahora no tenemos nada formal. Tenemos comunicaciones extraoficiales de ministros, pero queremos que se plasme en un documento para que sea serio el compromiso, porque las palabras se las lleva el tiempo”, dijo, al momento de destacar que se mantiene una comunicación fluida con el Ejecutivo a través del asesor presidencial Mauricio Espínola y otros miembros del Gabinete.

Ya no pueden pagar servicios básicos

Mereles recordó también que otro compromiso iba ser la instalación de un equipo de diálogo en la Gobernación de Itapúa, lo que a los trabajadores les resulta poco útil si realmente no hay un compromiso formal desde el Gobierno Nacional. “Tampoco queremos un equipo que no traiga resultados. Si desde allá (Asunción) nos van a dar soluciones, claro que vamos aceptar”, añadió.

Por último, aseveró que hace 17 días están manifestándose en la locación, pero que hace 8 meses que están abandonados por el Gobierno. “Ellos nos metieron en nuestras casas y nos llenaron de víveres, pero hasta ahí nomás. No podemos vender esos víveres a los vecinos y de ahí sacar plata para pagar los servicios básicos. Ya nos cortaron la luz y otros tienen último aviso. Es momento que el Gobierno le dé una mano a la ciudadanía. No pedimos otra cosa. Sabemos que no estamos bien en salud, educación y, hoy, en fuentes de trabajo. Pero el departamento de Itapúa nunca molestó al Gobierno pidiendo ayuda porque siempre nos caracterizó el trabajo mismo”, concluyó.

Podés leer: Encarnación se apresta a recibir visitantes con rebajas en hoteles

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar