César Ruíz Díaz, titular del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam) dijo que fueron dos semanas en las que el Gobierno Nacional por primera vez en su historia tiene números contundentes sobre la operación y la administración de un sistema metropolitano de transporte. Lamentó que más de 100.000 tarjetas cayeron en manos de revendedores lo que hizo que 100.000 personas que usan el sistema hoy no tengan su tarjeta.

“A fin de evitar complicaciones, nosotros recibimos la resolución del Viceministerio de Transporte donde dice que hasta el 31 de diciembre se podrá todavía pagar con efectivo. Una aclaración muy importante es que las tarjetas siguen funcionando y aquellas personas que tienen podrán seguir usando solamente sus tarjetas sin necesidad de recurrir a dinero en efectivo”, enfatizó en contacto con Universo 970 AM, este domingo.

El cobro mixto de pasaje, en efectivo y con tarjetas, estará permitido hasta el 31 de diciembre. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Seguirán entregando tarjetas

Mencionó que cuentan con tarjetas y lo que están haciendo es entregar una y como máximo dos tarjetas a cada pasajero e ir personalizando de modo a evitar que una persona empiece a comprar de a 10 como ocurrió en un principio y que esas tarjetas vayan a caer en manos de inescrupulosos.

Comentó que en estos días estuvieron en Itá, Itauguá, con el sistema móvil de distribución de tarjeta y anunció que van a continuar con esa acción toda la semana. “Ese sistema que visualizamos tiene gran preponderancia porque son tarjetas que van por las ciudades dormitorio donde está el origen de los pasajeros”, agregó.

Gratuidad

Al ser consultado si se podría dar la gratuidad de las tarjetas indicó que es una cuestión de hacer números. “Yo considero que en el universo de probabilidades todo cabe. Es una cuestión de hacer números, de ver el impacto que pueda tener. Sabemos que lo mejor que podemos hacer hoy es regalar tarjetas para que esas tarjetas que están en manos de especuladores carezcan de valor pero tenemos que hacer un análisis fino financiero para ver el nivel de impacto que eso representa teniendo en cuenta de que las tarjetas tienen un alto costo en su elaboración. Una tarjeta cuesta US$ 2 en origen y puesto acá unos centavos más por el tema de despacho, IVA”, explicó.

En otro momento, Ruiz Díaz manifestó que el sistema de billetaje electrónico está en discusión en el Paraguay desde el año 2009. “Es decir, desde el 2009 estamos nosotros analizando, investigando, aprendiendo por sobre todas las cosas del funcionamiento de cuál es la mejor tecnología, cuál es la mejor tarjeta porque este es un elemento muy importante a fin de evitar el hackeo de las mismas y que vuelva a caer en manos de inescrupulosos y que empiecen a construir tarjetas inservibles. Tenemos que aclarar de que Paraguay es el último país en la región donde se implementa el sistema de billetaje electrónico”, expresó.

Leer más: Billetaje electrónico: demanda superó a la oferta y generó una crisis

Un 90% de inserción

“A pesar de ser los últimos, tenemos que decir que tenemos la mejor tecnología de la región y si hacemos un paralelismo en Uruguay hace 10 años que están intentando con una penetración masiva y ellos están hoy en el orden del 70% de penetración, es decir usando el efectivo con la tarjeta. En nuestro país en las primeras dos semanas tuvimos un 90% de inserción o penetración lo que demuestra de que es un sistema robusto y que permite tranquilidad a la gente para no discutir sobre las monedas, sobre los vueltos, se acaba la interacción con el conductor. Lastimosamente cómo lo dije al principio esas tarjetas fueron a caer en manos de gente que lo único que pretende hacer es la explotación del hombre por el hombre y lucrar con las mismas”, expuso.

El titular de Cetrapam finalmente confirmó que el billetaje electrónico vino para quedarse. “Esto llegó para quedarse. Este sistema permite que el Gobierno Nacional o que los gobiernos que vengan en el futuro también, tomen al transporte público por las astas. Nunca ningún gobierno tuvo la visualización clara de una operación o administración de transporte público porque todo se basaba en la presunción”, refirió.

Leer también: Billetaje electrónico: suspenden pago obligatorio hasta el 31 de diciembre

Enfatizó que hoy en día se tienen datos fidedignos con rigor científico de una operación de transporte público, como ser por ejemplo cantidad de buses en operación, cantidad de pasajeros transportados por vehículo, por día, cantidad de kilometraje recorrido.

“Un monitoreo online permanente 24 horas sobre los lugares donde los buses prestan servicios y los lugares que tienen carencia de los mismos y todo ese monitoreo permite al gobierno tomar las medidas correctivas y que transparentan una operación y al transparentar las mismas permitirán que el empresario tenga un ingreso genuino, una rentabilidad genuina y esa genuinidad en su rentabilidad, le permitirá hacer de una manera más acelerada el proceso de reinversión, que significa comprar buses, lo que finalmente determinan un beneficio para el interés general de la nación que son los pasajeros”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar