El director de Vigilancia de la Salud, doctor Guillermo Sequera, señaló que actualmente el epicentro de la pandemia es el departamento Central en todo el país; en Alto Paraná se dan pocos casos e Itapúa se encuentra en su pico. Indicó que la semana 40 fue la peor durante la pandemia del COVID-19 debido a la cantidad de fallecimientos. En las próximas semanas se aguarda un descenso de contagios, estimó.

“Actualmente, el epicentro de la pandemia en Paraguay está en el departamento Central. Los contagios se centran en San Lorenzo, Luque, Lambaré, Capiatá y Fernando de la Mora. Son los cinco municipios donde se concentra la mayor cantidad de casos”, afirmó el especialista.

Luque y San Lorenzo suman 500 casos semanales mientras que la capital del país totaliza 1.000 contagios por semana, de acuerdo con el titular de Vigilancia de la Salud. Igualmente, señaló que Alto Paraná disminuyó los contagios a pesar de la reapertura de fronteras. “Asunción tiene un ligero descenso. En la capital se tienen alrededor de 1.000 casos semanales”, agregó Sequera.

Lea más: Paraguay registra 520 nuevos positivos y 8 fallecidos por COVID-19

Manifestó que de los más de 60.000 casos confirmados de COVID-19 en el Paraguay, se contabilizaron 5.106 hospitalizados, donde el 80% permaneció en sala de internación y un 16% en terapia intensiva. Insistió en que el grupo que más se debe cuidar es el de adultos mayores de 60 años.

“Tenemos 1.462 fallecidos. La mayor cantidad de fallecidos tuvimos en la semana 40, después vimos un descenso, probablemente seguiremos así. Ayer tuvimos 8 fallecidos, el más bajo en los últimos meses”, afirmó el epidemiólogo.

“No se puede ir abriendo todo de golpe”

Sequera señaló que no se precisará decretar la cuarentena total entre el 7 y 8 de diciembre, fechas de la festividad de la Virgen de Caacupé, debido a la decisión del Obispado de suspender la festividad presencial en la Villa Serrana. En consecuencia no recomendarán al Ejecutivo ningún tipo de medidas.

A pesar que los contagios siguen registrando números altos se mostró optimista de un descenso de casos de COVID-19 en los próximos días. “La epidemia habla de un descenso. Me animaría a hablar con certeza de un descenso en tres semanas consecutivas”, afirmó.

Lea también: Sin peregrinación: festividad de Caacupé será virtual y liturgias se harán a puertas cerradas

Manifestó que es probable que en dos a tres meses se presente otro ciclo epidemiológico del virus en el país, es decir que se registren contagios con las particularidades de una segunda ola, al considerar que el ciclo de inmunidad que el virus genera en las personas

“En verano pueden ocurrir también grandes brotes, hay que cuidarnos de igual manera”, explicó Sequera. Sobre las habilitación de locales comerciales, se debe realizar de manera gradual durante la temporada veraniega. “Nosotros venimos aplicando el principio de la gradualidad en la apertura. No se puede ir abriendo todo de golpe”, afirmó Sequera.

Sequera estimó para fin de año se podría contar con las vacunas contra el virus para su comercialización. Adelantó que Paraguay podría contar con las vacunas entre marzo y abril de 2021. “Paraguay desde hace tiempo forma parte de la espera. Discutimos entre varios países cual sería la mejor vacuna para nosotros. Hasta el momento ninguna de ellas esta registrada”, afirmó.

Ingresos a terapia intensiva

El médico manifestó que al principio de la pandemia se registraba que un 90% de las personas que ingresaban a terapia intensiva luego fallecían a causa del COVID-19. “Todos los que ingresaban, el 44% o 50% fallecía, ahora eso está mejorando”, declaró Sequera en conferencia de prensa.

Señaló que actualmente Argentina tiene voluntad de abrir las fronteras con Paraguay. Además, indicó que las personas que llegan al país deben cumplir un aislamiento que va de 7 a 14 días, lo que cambiaría desde el 16 de noviembre. “Hasta el momento, los que ingresan al país tienen que hacer cuarentena obligatoria. Estamos hablando con las autoridades para eliminar la cuarentena”, expresó.

Sequera aseguró además que existen reinfecciones por COVID-19, por eso es que las personas que ya tuvieron el virus deben seguir cuidándose y agregó que cuentan con una lista de menos de 10 personas en el país que se volvieron a reinfectar. “Las personas que tuvieron COVID-19 deben mantener los cuidados, siempre hay riesgos de reinfección”, explicó.

Ayer, el Ministerio de Salud Pública informó sobre 520 nuevos casos de contagio por COVID-19, totalizando 65.778. Además, se reporta­ron otros 8 fallecidos, de los cuales 7 eran varones y una de las víctimas fatales era del sexo femenino. En total, las víctimas fatales ascienden a 1.462 como con­secuencia del coronavirus.

Dejanos tu comentario

18H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar