Durante la conferencia de prensa semanal, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, recomendó seguir la festividad de Caacupé de manera virtual pese a presentar un protocolo sanitario para los peregrinantes desde Salud Pública. Además, señaló que se registra una meseta con una tendencia al descenso de casos de COVID-19 en las últimas dos semanas.

A pesar de promover mediante un protocolo sanitario la asistencia a misa ante la festividad de Caacupé, Mazzoleni pidió a los feligreses seguir la celebración a través de plataformas virtuales.

Indicó que por iniciativa se acercaron a la Iglesia para elaborar un protocolo y evitar prohibir la ida a la Villa Serrana. “Nuestro mensaje es igual que monseñor Ricardo Valenzuela: este año la fiesta mariana se debe vivir desde la casa y a través de las plataformas tecnológicas”, afirmó Mazzoleni.

Así también, Mazzoleni se desmarcó de responsabilidad en caso de darse un rebrote de COVID-19 en el departamento de Cordillera y zonas aledañas luego de la conmemoración de la festividad de Caacupé. Apeló a la conciencia de la ciudadanía para cumplir con las medidas de protección.

“El problema no es salir, el problema es salir irresponsablemente. Si las personas van a trabajar, deben cuidarse y utilizar mascarillas, si se sienten enfermos, lo propicio es que no vayan a su lugar de trabajo”, respondió el titular de Salud.

Responsabilidad compartida

Ante la contradicción de pedir seguir la festividad a través de redes sociales, pero protocolizar la asistencia a Caacupé, insistió en que la responsabilidad es compartida. “Todos somos responsables de los casos que se puedan dar, no solo con Caacupé. Las fronteras están abiertas, hay gente en la calle. El tema es cómo salir. Hay que cuidarse. La responsabilidad es conjunta”, afirmó.

Sin embargo, señaló que existe posibilidad de suspender la actividad presencial en la Villa Serrana en caso que los feligreses no cumplan con las medidas sanitarias o se registre un aumento de contagios. “Si en estas semanas vemos una situación que no condice con lo que se espera, está dentro de las posibilidades”, expresó Mazzoleni.

Al ser cuestionado sobre el control que pueden ejercer sobre unas 1.000 personas durante misas en la festividad de la Virgen en diciembre próximo, señaló que observa relajamiento ciudadano en cuanto a uso de tapabocas y espera que no sea la constante en estas fechas.

Asunción y Central con números altos

El titular de Salud señaló que en Alto Paraná, Caaguazú, Guairá y Concepción se observa casos de COVID-19 en franco descenso. Sin embargo, Asunción y Central siguen siendo el epicentro en Paraguay, ya que continúan presentando números altos en cuanto a contagios. Manifestó que la duplicación de fallecimientos se da ahora cada 43 días.

“Lo que ocurre en Central y capital, es relativamente preocupante. Se sostiene el número de casos tanto en Central como en Asunción. Capiatá ha tenido una semana epidemiológica bastante alta”, manifestó el ministro de Salud en conferencia de prensa.

Lea más: Fusillo sobre Caacupé: “El papa pidió evitar aglomeraciones y nosotros promovemos una”

Pico de contagios durante semana 36

Mazzoleni explicó que el país se encuentra en la semana epidemiológica número 44 y que el pico de la pandemia ocurrió durante la semana 36. Alegó que existe un descenso importante y marcado de los casos positivos en las últimas dos semanas. “En la semana 36 tuvimos el pico de casos de COVID-19 y en las últimas dos semanas observamos un descenso de casos en comparación a la semana 36”, dijo.

El titular de Salud Pública señaló que disminuyó la ocupación de camas y consultas por casos de COVID-19 luego de la reapertura de fronteras con Brasil desde el 15 de octubre. Hasta el momento no se observa un rebrote del virus en esta zona del país.

Alto Paraná sin rebrote de casos

“No tenemos ningún cambio en Alto Paraná. Se siguen observando pocos casos. La ocupación de camas allí es muy baja, pero hay que tener cautela porque el cambio se puede observar a partir de la tercera semana”, afirmó Mazzoleni.

Lea también: Uso de camas por COVID-19 se redujo tras casi 15 días de reapertura de fronteras en Alto Paraná

El Ministerio de Salud reportó ayer 733 positivos de COVID-19. De esta manera, se tienen acumulados un total de 61.290 casos confirmados. Asimismo, informó que han registrado un total de 12 fallecidos a causa del virus. De esta manera, hasta la fecha totalizan 1.359 personas fallecidas y se encuentran internados 619 pacientes, 121 de ellos en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar