Personal antinarcóticos prepara la descarga de los 2.906 kilos de cocaína que fueron incautados y que serán incinerados en el horno de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) en Chaco’i. A estas horas solo se aguarda la autorización de la jueza Rosarito Montanía y la fiscala Elva Cáceres para proceder a la incineración de la carga. Se estima que el valor de la droga incautada supera los 10 millones de dólares.

El horno pirolítico de la Senad fue descartado debido a que la capacidad no podría dar abasto para la quema en un tiempo corto. Las autoridades solicitan la quema de la carga de manera inmediata. En ese sentido se usará una enorme fosa, se pesa y se utilizará leña para la eliminación de la megacarga. Se esperan que los trabajos finalicen en el transcurso del día.

Lea también: Hallan otros 500 kilos de cocaína en puerto de Villeta

“Esta cantidad de droga es muchísima. A los efectos de acelerar, creí conveniente hacer la fosa con los resguardos pertinentes y la seguridad de los carros hidrantes ante cualquier eventualidad. El plazo que tiene es de 48 horas, en el momento en que la fiscala puso la carga a disposición cumplimos en menos de 24 horas”, expresó la jueza Rosarito Montanía.

La magistrada espera que ya durante este miércoles se finalicen las tareas. Aseguró que no se retirarán hasta la quema total de la carga. “Por el control que tenemos no nos vamos a retirar del lugar hasta que se cumpla. Hemos dispuesto suficiente seguridad de la FOPE, Senad y la Policía Nacional”, afirmó Montanía en contacto con Universo 970 AM.

La carga será arrojada en una fosa ubicada en Chaco'i. Foto: Angélica Giménez

Se trata de una zona boscosa de Chaco’i, por lo que preocupa que el fuego se pueda descontrolar, pero también están presentes bomberos voluntarios y carros hidrantes de la Policía Nacional en caso de darse un incendio. La carga se pesará nuevamente antes de arrojar a la fosa donde finalmente se incinerará. El procedimiento se realizará por tandas durante gran parte del día.

El empresario Cristian Turrini está imputado por tráfico internacional de drogas por lo que está recluido en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional sindicado como propietario de los contenedores. Igualmente, está procesado Alberto Ayala Jacquet, propietario de la empresa 3A, una de las proveedoras del carbón vegetal, quien guarda reclusión en el penal de Tacumbú.

Lea también: Ordenan prisión para Ayala Jacquet, imputado por megacarga de cocaína

Igualmente, están en la mira del Ministerio Público dos personas, que son Ariel Aquino y Andrés Fernández, quienes serán llamados por los investigadores del megacargamento de cocaína.

En el marco de las investigaciones, se realizaron unos 6 allanamientos en el barrio Sajonia y Herrera de Asunción, Limpio, Lambaré y San Bernardino, lugares de donde se incautó una base de datos que puede arrojar vínculos entre los detenidos y otros contactos. Además de documentaciones para detectar la actividad financiera de uno de los sospechosos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar