Esta tarde, la Dirección Nacional de Transporte (Dinatran) informa que resolvió que no habrá liberación de horarios de los buses entre los días 5, 6, 7 y 8 de diciembre, durante las festividades de Caacupé. La finalidad es evitar las aglomeraciones de personas en el transporte público de pasajeros. Así también, señalan que no se expedirán permisos especiales a las empresas no permisionarias.

Las decisiones fueron adoptadas en consonancia al pedido oficial del obispo de Caacupé, Ricardo Valenzuela, que en esos días no se liberen horarios ni se expidan permisos para los buses que no son regulados por la Dinatran. Este miércoles fue presentado el protocolo sanitario para las festividades marianas.

Lea más: Caacupé: preocupa posible aglomeración y propagación del COVID-19

“Recibimos una nota del Arzobispado donde nos pedían que, por este año, teniendo en cuenta la situación sanitaria del país, no haya la liberación como se da normalmente todos los años y tampoco hayan permisos especiales a empresas que vayan a Caacupé”, expresó Juan José Vidal, titular de la Dinatran.

Insisten que no contribuirán a sumar aglomeraciones en la Basílica de la Virgen de Caacupé para evitar los contagios del COVID-19. Vidal aseguró que esto no significa que no habrá buses a la capital espiritual; sin embargo, brindarán sus servicios en sus horarios normales.

“Eso no quiere decir que no habrá transporte que hacen normalmente el servicio de Asunción y Caacupé. Los itinerarios y horarios normales van a seguir. Lo que vamos a hacer es acompañar el pedido del Arzobispado, que nos parece bastante sensato. No se va a dar la liberación de horarios ni expedir permisos especiales para hacer el servicio hasta Caacupé”, afirmó Vidal en contacto con 1000 AM.

Lea también: Caacupé: instan a no llevar a menores porque no está permitido

En ese sentido, los servicios de transporte a Caacupé y todo el departamento de Cordillera operarán normalmente e igualmente trabajarán todas las empresas de corta distancia. Las firmas afectadas son Villa Serrana, Caacupeña, Piribebuy, Atyrá, Cabañas, Primero de Marzo, Santa Elena y Mbocayaty.

Esta mañana, el doctor Eduardo Jara, director de la Tercera Región Sanitaria, manifestó su preocupación respecto a la aglomeración que se podría desatar durante la festividad de la Virgen de Caacupé, que año a año atrae a miles de promeseros, devotos y turistas, ya que podría acarrear como consecuencia una gran propagación del COVID-19.

Dejanos tu comentario

7H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar