Emplearán el método de Consumo Promedio Mensual Ajustado (CPMA) para la compra de medicamentos e insumos médicos descartables de alta rotación. Esto, con una formulación para estimar cada uno de los ítems a ser solicitados por los servicios sanitarios de la red del Ministerio de Salud Pública según su consumo real, así lo explicó el Dr. Augusto Portillo, coordinador de Insumos Estratégicos.

El nuevo método de adquisición de medicamentos por parte de la cartera sanitaria implica que cada establecimiento, desde las unidades de Salud de la Familia (UFS) hasta los hospitales especializados, deberá analizar, realizar la formulación compartida y cargar su consumo mensual en el SICIAP.

“Con base en los consumos que anteriormente se utilizaban para las compras, estamos tratando de modificar la modalidad de compra, en donde ya se le enseña a los jefes de farmacia, regentes, directores regionales o directores de hospitales especializados. Se trata de una manera de estimación que se llama consumo promedio mensual ajustado, en el cual ya vamos a saber el tiempo en el cual no hubo en existencia el medicamento o el insumo que forma parte de nuestro listado básico”, explicó el Dr. Portillo en comunicación con La Nación.

Leé más: COVID-19: “Ver gente en un lugar ya no debería ser nuestra preocupación”

Mediante este cálculo, se optimizarán las compras según el consumo real de cada centro asistencial, lo que implicará que los usuarios tendrán disponibles los insumos y medicamentos que necesitan. En este contexto, profesionales de la Dirección de Planificación y Uso Racional de Medicamentos compartieron una guía virtual de capacitación que será de utilidad para los funcionarios encargados de las formulaciones en cada servicio.

Según la cartera sanitaria, el nuevo método a ser utilizado para la adquisición de medicamentos es un avance hacia la descentralización, y será posible mediante el trabajo conjunto entre los diferentes eslabones de la Red Sanitaria, así como del compromiso de directores regionales y de hospitales especializados, que llevará hacia el camino de la descentralización.

La estimación realizada constituirá una declaración jurada de la necesidad de medicamentos e insumos de cada centro.

Cobertura más adecuada

“Esto apunta a una cobertura más adecuada. El concepto de optimización responde a una modalidad de uso más eficiente o más real de su consumo, no porque en el 2015 hayamos comprado 1.000 medicamentos, ahora vamos a necesitar 1.005 por ejemplo, sino que debe haber una cantidad por consumo real por paciente. Por ejemplo, las USF deben saber cuántos pacientes hipertensos tienen, así como los hospitales regionales, distritales y especializados, y utilizar esa fórmula”, refirió Portillo.

Agregó que este método va a facilitar la compra, que es el objetivo principal, ya que allí sabrán cuántos días no se tuvo el medicamento y cuánto tuvo que haberse consumido. Ese dato formará parte de la fórmula que se le enseñó a cada jefe de farmacia o cada regente o director.

Podés leer: Franco celebra mañana 91 años y el avance de obras de su sueño: el puente con Brasil

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar