Por Yesica Vera Zarza

yesica.vera@gruponacion.compy

Más de medio año ha pasado con la pandemia del COVID-19 y algunas consecuencias de este virus ya se ven en el ámbito de la salud mental. En esta ocasión, La Nación habló con la Dra. Lara Benítez, médica psiquiatra, con respecto a la salud mental de las mujeres y cómo afecta la situación pandémica.

La especialista contó que a ella llegan mujeres víctimas de violencia, algo que fue en aumento en este periodo de cuarentena. Dijo que el pan de cada día de los últimos tiempos son consultas por trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo, depresión más frecuentemente, problemas con el sueño, insomnio.

Sobrecarga del trabajo doméstico, ser maestra de los hijos, estar encerradas con sus agresores, son algunas de las cuestiones que afectan a la salud mental de las mujeres. Foto: Ilustrativa.

“Hubo también un aumento en los problemas por consumo de sustancias, específicamente alcohol, también otras sustancias, pero el alcohol es algo que llama la atención el aumento. Generalmente esas cuestiones tienen que ver con los efectos directos que esta situación de pandemia está generando en la salud mental. Hay personas que están debutando con problemas en salud mental y otras cuyos problemas se ven agudizados por esta situación, que ya venían con un problema, y esto de la pandemia y el confinamiento produjo un desequilibrio”, agregó.

Aumento de casos de violencia

La profesional explicó que esta situación de encierro empieza a generar conflictos de convivencia interpersonal y que en casos más extremos, llega a situaciones de violencia donde generalmente las personas más afectadas son mujeres que terminan siendo víctimas de violencia y también los niños que son, muchas veces, víctimas de abusos.

“Vimos que los casos de violencia fueron en aumento y algo llamativo que sucedió en los primeros meses donde hubo una cuarentena más estricta, donde las mujeres estaban encerradas con sus agresores y era más difícil salir de la casa, poder acceder a hacer una denuncia. Una vez que se flexibiliza la cuarentena, se ve que aumenta el número de denuncias, antes no era que no sucedía, pero de cierta manera estaba estancado”, aclaró.

Leer más: Ansiedad y pánico: consultas frecuentes durante pandemia de COVID-19

Benítez comentó que en estos meses notó que muchas de las mujeres que llegan a las consultas, llegan por problemas de sueño. “No duermen bien, ese suele ser el motivo de consulta y a la hora de hacer una historia clínica, ver el contexto, vamos identificando que la persona es víctima de violencia y que es la violencia que sufre en el hogar la que desencadena todo esto”, puntualizó.

Enfatizó además en que a todo esto, se suma que las mujeres que son víctimas de violencia entran en un ciclo en el que se alternan fases de violencia y arrepentimiento.

Dra. Lara Benítez, médica psiquiatra. Foto: Gentileza.

Identificar la violencia

Habló de la Ley 5.777 de Protección Integral a las Mujeres contra toda forma de Violencia, en la que se tipifican 15 formas de violencia de género y que hay muchas de las violencias que no tenemos ni idea y que mientras que no le pongamos nombre a ciertas cuestiones, no se identifican.

“Una vez en la consulta vamos identificando. Esto que te hace tu pareja es violencia y así vamos viendo que la violencia que están sufriendo estas mujeres es lo que les lleva finalmente a desarrollar síntomas y si estos no son abordados a tiempo, pueden terminar en suicidios”, advirtió.

La Ley 5777 de Protección Integral a las Mujeres contra toda forma de Violencia, tipifica 15 formas de violencia de género y que hay muchas de las violencias que no tenemos ni idea y que mientras que no le pongamos nombre a ciertas cuestiones, no se identifican. Foto: Ilustrativa.

Leer también: Día Mundial para la Prevención del Suicidio: con un minuto podemos evitarlo

La psiquiatra indicó que lo que pasa con las mujeres es que se hace sumamente difícil salir de estos ciclos de violencia y estas mujeres terminan quedándose solas porque tanto las amigas como la familia, se cansan. “Ella no sale porque no quiere, ella luego quiere que se le maltrate, entonces terminan quedándose solas y eso sumado a un contexto como este de pandemia es super favorable para que se mantengan estos ciclos de violencia”, remarcó.

Finalmente, la profesional mencionó que mucha gente tiene la idea de que salud mental es solo poder acceder a consultas con profesionales de la salud mental, cuando en realidad es mucho más que eso.

“Si bien eso es parte, la salud mental tiene mucho que ver con llevar una vida digna, con poder satisfacer nuestras necesidades y que nuestros derechos no sean vulnerados. Las mujeres que están con la sobrecarga del trabajo doméstico, otra vez tienen que ser maestras de sus hijos, es un estrés. La vida de muchas personas está siendo sumamente estresante y eso ha de tener un peso importante en este ciclo de violencia, es super complejo todo lo que está pasando”, aseguró.

Dejanos tu comentario

10H

El clan Ferreira fue beneficiado con prisión domiciliaria. ¿La decisión del juez fue correcta?

Click para votar