Hoy se conmemora el día de la Virgen de las Mercedes, patrona de la compañía San José Obrero de Caraguatay. Tras una ceremonia religiosa, cientos de fieles decidieron acompañar la procesión en honor a la virgen y organizaron una jineteada. La localidad solo cuenta con 8 policías y no pudieron controlar la aglomeración en plena emergencia sanitaria por el COVID-19.

El intendente de la ciudad, Blas Añazco, confirmó que en la semana se estuvo realizando el novenario y durante los nueve días todo se desarrolló con normalidad, pero hoy fue imposible controlar a la ciudadanía.

“Ayer se realizó un festival en el que se respetaron todas las medidas sanitarias y se portaron bien. Hoy ya no pudimos controlar. Hoy hasta la misa que terminó pasadas las 9:00 todo bien, pero durante la procesión de la virgen ya no se pudo hacer nada”, destacó en contacto con C9N.

Afirmó que él no participó de la procesión, aguardó en la iglesia, pero le contaron que mucha gente se fue sumando. “Me comentaron que se aglomeraron, inclusive llamaron a la comisaría, pero no se pudo controlar”, dijo.

El jefe comunal indicó que terminado eso, el acto religioso se trasladó a Caacupé, porque en la localidad se declaró asueto. “Luego de que culminó se organizó una jineteada que fue improvisada, porque estos jinetes vinieron a acompañar la procesión, todo fue organizado por la ciudadanía”, destacó.

Leer también: COVID-19: habilitan nuevo puesto para toma de muestras desde vehículos en CDE

Jineteada y alcohol de por medio

Afirmó que en un principio quisieron hacer la actividad en la plazoleta de la iglesia, pero el sacerdote les prohibió. Finalmente encontraron un espacio vacío. “Cuando yo estaba camino a Caacupé ya vi que estaban reunidos en ese lugar. Para la Policía fue difícil contener por la cantidad de gente, ya que solo son cuatro. Tenemos ocho policías, pero hacen turnos”, dijo.

Sostuvo que todos los que participaron en las actividades clandestinas son gente de la zona. “Participaron unos 70 jinetes, la gente cada 24 viene a mostrar sus destrezas. Me contaron que también hubo bebidas alcohólicas. Vamos a solucionar con el nuevo comisario”, mencionó el intendente.

Agregó que cada año cuando se realiza la fiesta patronal se pide cooperación policial de Caacupé y otras zonas para reforzar, pero como este año no estaba prevista ninguna actividad no solicitaron.

Foto: Captura pantalla.

Leer más: Laboratorio de Senacsa alcanza 10.000 muestras procesadas de COVID-19

Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar