La joven Jemima Elizabeth Estigarribia Sosa tiene 16 años y una enfermedad llamada fibrosis quística que afecta hígado, páncreas y pulmón. Ella estuvo internada casi 3 meses, siendo la quinta internación seguida. “Hizo dos veces neumotorax y está con tubo de drenaje pleural. Tuvo cuatro cirugías porque el tubo salió del lugar dos veces. El viernes nos dieron de alta del Ineram, después de casi 3 meses de internación y con muchas indicaciones, prácticamente estamos en observación”, comentó a La Nación su mamá, Mirta Elizabeth Sosa.

Jemima Elizabeth Estigarribia Sosa tiene 16 años y una enfermedad llamada fibrosis quística. Foto: Gentileza.

Mencionó que casi 40 pastillas toma por día, porque su páncreas no hace el proceso de digestión. “Se vino agravando y desde hace casi 2 años que venimos con esta lucha”, expresó.

Explicó que nunca quisieron lucrar con la salud de su hija, ya que ellos siempre hicieron todo lo posible para pagar todo lo relacionado a su salud, pero que en los últimos años la situación se agravó, ya que ella tuvo que renunciar a su trabajo después de 26 años para poder cuidar a su hija y su marido fue el único sostén económico de la familia. Tienen otra hija de 23 años, estudiante de agronomía, quien también ayuda, pero a pesar de los esfuerzos, hace poco se quedaron sin casa y el viernes, al salir de alta, no tenían a dónde ir y un amigo de su marido les prestó una casa por unos días hasta que resuelvan dónde ir.

Leer también: Dequení llega a los jóvenes a través de la educación y la tecnología

“Cuando hay una enfermedad de semejante magnitud podés tocar muchas puertas, pero nosotros gracias a Dios nunca usamos la enfermedad de mi hija como para usar el famoso achincháranga del paraguayo. Siempre fuimos personas trabajadoras que cubrimos los gastos de mi hija, pero vinimos a colapsar en gastos”, sostuvo.

Sosa dijo que su hija lo que necesita ahora es un concentrador de oxígeno y que los trabajos que su hija está realizando son una muestra de lucha, ya que a pesar de la situación de su salud, ella no bajó los brazos.

Uno de los trabajos realizados por la joven durante su internación en el Ineram. Foto: Gentileza.

“No es por el dinero, sino por el valor y el esfuerzo de ella en medio de una lucha por su salud que para los médicos no hay esperanzas. Y todos estos trabajos los hizo en una sala de hospital con un tubo de drenaje pleural y cuatro cirugías”, indicó.

Las personas que quieran ayudar pueden comunicarse al (0982) 140-044 / (0991) 452-187 para colaborar y adquirir los hermosos trabajos que realiza la joven.

Te puede interesar: Ejemplo de superación: ganó beca para estudiar en Taiwán y para costear el pasaje hace y vende hamburguesas

Dejanos tu comentario

12H

Desde mañana el uso del billetaje electrónico en los buses será obligatorio ¿es una ventaja para la ciudadanía?

Click para votar