Desde el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no recomiendan usar protectores faciales solos, como reemplazo de las mascarillas. “No hay suficiente evidencia para respaldar su efectividad en el control de fuentes de contagio del SARS-CoV-2, virus que transmite la enfermedad COVID-19”, afirmaron.

La doctora Viviana de Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, afirmó que al utilizar únicamente el protector facial, las gotas respiratorias o secreciones que son expulsadas al hablar, toser o estornudar podrían pasar por debajo del protector facial, dispersando así el virus en el entorno. “En cambio, con el uso de la mascarilla, estas secreciones quedan atrapadas en el interior de la tela y de esta manera, impide que quienes tengan el virus lo propaguen”, aseguró.

Nota relacionada: COVID-19: suman 493 casos positivos y 11 fallecidos este domingo

Solo para resguardar los ojos

La profesional aseguró que el rol del protector facial es empleado para resguardar los ojos y otra vía de acceso para el virus ante un posible contacto con secreciones infectadas con el virus. “Por lo general es utilizada en ambientes de alto riesgo como los hospitalarios, para reducir la exposición total a los aerosoles que generan los pacientes infectados en las terapias y al momento de efectuar el hisopado nasofaríngeo. También son válidas las gafas protectoras”, puntualizó.

Recordó que la recomendación es el uso de mascarilla en todo momento y lugar, principalmente en lugares públicos donde es difícil mantener el distanciamiento físico. “Los que opten por utilizar el protector facial, deben hacerlo acompañado de la mascarilla, que es la que evita la expulsión de las gotas respiratorias que puedan contener el virus pandémico”.

Recordaron que la limpieza es fundamental para el uso del protector facial. Foto: Gentileza.

Te puede interesar: Salud advierte sobre supuestos funcionarios que piden dinero a familiares de pacientes

Recién nacidos y lactantes no deben usarlos

Agregó que no se recomienda el uso de protectores faciales de plástico en recién nacidos ni en lactantes. “Las personas que usan protectores faciales deben lavarse las manos antes y después de quitarse el protector facial, y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca al quitarlo”, ratificó.

En el caso de que se utilicen los protectores faciales desechables, deben ser usados una sola vez y desecharse según las instrucciones del fabricante. “Los que son reutilizables deben limpiarse y desinfectarse después de cada uso. Limpiar con cuidado el interior, seguido por el exterior del protector facial o de las gafas con un paño limpio saturado con una solución de detergente neutro o una toallita limpiadora”, afirmó. También subrayó que puede limpiarse con agua y jabón o con una solución de alcohol. Luego proceder a secar completamente al aire o usar toallas absorbentes limpias y finalmente lavarse las manos con agua y jabón.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar