Confirmó que este convenio es para pacientes que están en el sector público y que necesiten terapia intensiva y que su vida corra riesgo. No es ilimitado tampoco, tiene sus días.

Con la información de que los dos primeros pacientes del sector público, mediante convenio con el sector privado, pasaron a ocupar camas en hospitales privados, la Dra. Leticia Pintos, directora de terapias y servicios de urgencias hospitalarias del Ministerio de Salud, fue consultada al respecto.

“El convenio empezó el viernes y el sábado utilizamos con 2 pacientes primeramente, pero uno de ellos se estabilizó y volvió al público y actualmente tenemos un paciente en el sistema privado. Son de área central los pacientes”, empezó contando en contacto con Universo 970 AM.

Con relación a la ocupación de camas, mencionó que estamos al límite con alrededor de 95%. Dijo que los lunes suelen haber altas y probablemente mejore un poquito el nivel de camas para el mediodía de hoy, cuando se empiezan a dar las altas de los pacientes de terapia. “Normalmente los lunes hay mucho movimiento y eso hace que se agilice, pero hay mucha cantidad de pacientes que están en la delgada línea de poder esperar y necesidad de terapia intensiva”, indicó.

Manifestó que hay camas de terapia intermedia adecuadas para convertirse en camas de terapia intensiva que ya se están utilizando. “Hay mucho movimiento de pacientes, mucho más de lo que nos gustaría, es una realidad que tenemos que afrontar”, afirmó.

Sector privado

En cuanto al convenio, argumentó que el viernes firmaron con unos sanatorios y que hoy se va a firmar con otros 5 más. “En total tenemos aproximadamente unas 67 camas de terapia que nos ofrecen, pero no es solamente en área central, sino también en el interior del país. Como no es un número exacto, de repente dentro de dos semanas un sanatorio está disponible para ofrecer el servicio, igual vamos a cerrar el convenio con el sanatorio, no es que cerramos con unos cuantos y terminó ahí, es de acuerdo a la necesidad y a la disponibilidad que haya también en el sector privado”, aseguró.

Leer más: Salud derivó a 2 pacientes con COVID-19 a UTI privado

Hasta que el paciente se estabilice

Confirmó que este convenio es para pacientes que están en el sector público y que necesiten terapia intensiva y que su vida corra riesgo. “El paciente que está en el privado es uno que ya está atendido, ya está sostenido digamos. Entonces cuando ese paciente necesita salir o no tenga para pagar, tiene que pasar al sistema público si es que hay lugar. El convenio es para pacientes que ya están en el público y no es ilimitado tampoco, tiene sus días”, sostuvo.

Habló acerca de un sistema en el que saben dónde hay una cama libre, a qué hora hay, entonces a través del sistema de referencia y contrarreferencia del SEME es que se hacen los movimientos de los pacientes.

Resaltó que el convenio es el mismo que existe hace unos cuantos años para pacientes neonatos y también de adultos con otro tipo de patologías. “El paciente está en cualquier hospital, se descompensa, requiere ingreso a terapia intensiva, el médico que está con el paciente llama al 141 que es el SEME y este verifica que no hay disponibilidad de cama en el país y creamos lo que se llama una hoja de no disponibilidad de camas y se comunican con la dirección de terapia intensiva que tiene monitoreado también el sistema privado ahora y se ve cuál está con cama libra y se le traslada al paciente ahí. El convenio ahora es de 15 días hasta que se estabilice y para ser trasladado, si un paciente está hace 7 días y se estabiliza totalmente y se recuperó se traslada al sistema público”, aclaró.

Al ser consultada acerca de si pasan los 15 días y el paciente todavía no está estable dijo que se hace una nueva hoja donde se autoriza que el paciente se vaya quedando. “Hay un servicio de auditoría en el ministerio y ellos visitan a los pacientes todos los días, corroboran que se le da la medicación indicada, todo el tratamiento que indican los médicos tratantes y los interconsultores y ellos son los que también ven si el paciente está ya estable como para moverse o como para permanecer”, expresó.

Leer también: Sequera: “Si la gente interactúa diferente, podemos controlar” al COVID-19

Reducción de porcentaje de mortalidad en UTI

Finalmente, con respecto a la reducción del porcentaje de mortalidad en terapia intensiva que señaló el Dr. Guillermo Sequera, expresó que se trata de una noticia muy alentadora para los médicos. “Cuando empezó la pandemia en los primeros 3 meses teníamos un 90% de mortalidad y ahora sin embargo tenemos una mortalidad del 60% aproximadamente. Esto es multifactorial y se debe a que el equipo conformado para trabajar, trabaja mejor porque ya se entienden todos, acuérdense que las terapias formadas para esto eran todas nuevas con gente toda nueva”, enfatizó.

Remarcó que por otro lado se perdió también el miedo a la enfermedad y con el correr del tiempo uno aprende los tratamientos más adecuados porque lo que era bueno hace 5 meses, ahora se sabe que ya no se utiliza por ejemplo la hidroxicloroquina que al comienzo todos recibían y ahora ya se sabe que no hay que dar. “Se aprendió que hay que anticoagular plenamente al paciente, la oxigenoterapia rápida mejora totalmente el pronóstico y todo eso hace que haya mejorado mucho la mortalidad, eso es muy bueno”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar