A medida que transcurren los días luego del enfrentamiento entre militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), aumentan las evidencias de reclutamiento de menores de edad, observados en los materiales audiovisuales y textos que fueron abandonados por los criminales, tras el enfrentamiento en el que resultaron muertas dos menores de edad.

En las últimas horas, aparecieron los videos y fotografías donde se ve parte de la vida cotidiana de los criminales en el monte. Incluso se observa lo que parece ser una ejecución, hecho confirmado por el comandante de la FTC, el capitán de Navío Óscar Chamorro. “Lo que se ve en una parte del video es una ejecución de un ciudadano de bien. Las imágenes hablan por sí solas y en ella lastimosamente, tuvo participación un menor”, explicó Chamorro.

Lea más: “Quisiera no haber nacido”, escribió menor víctima del EPP

La presencia de niños en filas del grupo criminal siempre fue una sospecha, pero fue confirmada tras la muerte de las dos niñas, armadas y equipadas como adultos combatientes, situación que también es observada en los videos y las fotografías que recibieron varios medios.

En los videos se pueden apreciar diferentes momentos del entrenamiento de los integrantes del grupo criminal, así como lo que parece ser un taller de costura, donde confeccionarían sus atuendos, algunos de ellos muy similares a los que lucían las dos menores que murieron el miércoles pasado durante el intercambio de disparos con los militares.

Integrantes de la Brigada Indígena del EPP. Foto: Captura de video.

También aparece una supuesta brigada de indígenas, quienes con el rostro cubierto, y equipados con armas automáticas y lo que parece ser arcos, realizan entrenamientos en una zona boscosa y se cree que al menos dos menores de edad integran dicha brigada. En una parte de uno de los materiales audiovisuales quien relata el video menciona que “cada criatura tiene que saber que su misión es luchar por el pueblo”, reafirmando el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes.

También la Policía Nacional dio a conocer las fotografías y los escritos que tenía en su poder una de las menores fallecidas. En su diario plasmó lo que estaba pasando en el campamento del grupo criminal.

Las fotos y los escritos que encontraron en el chaleco fueron dados a conocer a la opinión pública. En su diario la menor expuso lo que estaba afrontando tras reencontrarse con su padre y saber que éste ya tenía nueva pareja, con quien ella no logró entablar una buena relación.

Le puede interesar: Menor abatida vivía un infierno: “Tenía una carta en su chaleco”

Dejanos tu comentario

10H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar