“La ivermectina no se utiliza como tratamiento de COVID-19, pero sí se implementa dentro del tratamiento de personas internadas y en dosis especificadas, establecidos en documentos del Ministerio de Salud”, publicó este lunes la cartera sanitaria, sobre el antiparasitario que, incluso algunos políticos, promueven para tratar el nuevo coronavirus.

Este medicamento es utilizado ante la necesidad de modular o suprimir el sistema inmune para tratar determinadas enfermedades, incluido el COVID-19, en este contexto, se utiliza ivermectina a los efectos de evitar una hiperinfestación por Strongyloides stercoralis, parásito intestinal endémico en nuestro país, explica el Ministerio de Salud.

La estrongiloidiasis es una parasitosis intestinal, causada por el Strongyloides stercoralis. Es una enfermedad humana presente en adultos y niños de todas las edades, sin embargo, cobra especial importancia en personas inmunodeprimidas. En el contexto de pacientes que van a recibir corticoides a dosis alta, como tratamiento en casos de COVID-19 con evolución grave en unidad de cuidados intensivos, se utiliza ivermectina de forma a evitar la estrongiloidiasis diseminada, refiere la entidad pública.

La enfermedad de estrongiloidiasis produce exantema y síntomas pulmonares (tos y sibilancias), eosinofilia y dolor abdominal con diarrea.

Mosse Dice estrena sencillo junto a Jorsh

Evitar la automedicación

Desde la Dirección General de Vigilancia de la Salud se recuerda la importancia del uso de medicamentos basados en evidencia científica comprobada. Medicamentos como la ivermectina como tratamiento específico para la COVID-19, no cuentan con dicha evidencia en el momento actual.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social llama a la ciudadanía a tomar los recaudos necesarios para evitar contagiarse de la COVID-19. El uso correcto de tapabocas (que cubra boca y nariz), el lavado de manos, el distanciamiento físico son las medidas necesarias. Sin embargo, ante la presencia de síntomas o cuadros que puedan significar complicaciones se insta a la población a consulta oportuna, para evitar la complicación de los casos.

El pasado 27 de agosto, la Dirección General de Vigilancia de la Salud sí aprobó el uso de emergencia y exclusivo del antiviral remdesivir para pacientes hospitalizados por COVID-19, bajo estricta vigilancia médica. Una industria nacional solicitó el registro del medicamento y le fue concedido, pero aún no se comercializa oficialmente en el país.

Nota relacionada: Salud aprueba uso de remdesivir para tratar a pacientes con COVID-19

Ninguna revisión formal

El 22 de junio pasado, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) publicó un estudio sobre la recomendación de este medicamento. Según la publicación, aunque la ivermectina fue utilizada exitosamente “in vitro en el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente”, no ha habido ninguna revisión formal, informó AFP.

“Dos publicaciones preimpresas sobre estudios clínicos observacionales informaron la aparente utilidad de la ivermectina para tratar pacientes con COVID-19 que requirieron ventilación mecánica. Sin embargo, ninguno de estos estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente y uno de ellos fue retirado posteriormente”, reportó la OPS.

La OPS concluyó que los estudios sobre ivermectina presentan “un alto riesgo de parcialidad, poca certeza de evidencia y que la evidencia existente es insuficiente para llegar a una conclusión de sus beneficios y daños”. La OMS también optó por eliminar la ivermectina de los estudios patrocinados y sigue con la indicación de que todavía no hay ningún medicamento para curar, prevenir o tratar la COVID-19.

Terapista pone foto en traje para generar mayor confianza

Para gusanos y piojos

La FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos), de Estados Unidos, tampoco recomienda este fármaco: “Aunque existen usos aprobados para la ivermectina en personas y animales, no está aprobada para la prevención o el tratamiento del COVID-19. No debe tomar ningún medicamento para tratar o prevenir el COVID-19 a menos que se lo haya recetado su proveedor de atención médica y lo haya adquirido de una fuente legítima”, asegura.

“Las tabletas de ivermectina están aprobadas para el uso en seres humanos para el tratamiento de algunos gusanos parásitos (estrongiloidiasis intestinal y oncocercosis) y las formulaciones tópicas de ivermectina están aprobadas para uso humano, solo con receta médica, para el tratamiento de parásitos externos como piojos y condiciones de la piel como la rosácea”, explica la FDA.

La entidad norteamericana también advierte sobre el riesgo de utilizar la ivermectina en humanos: “La ivermectina está aprobada por la FDA para uso en animales para la prevención de la enfermedad del parásito del corazón en algunas especies de animales pequeños, y para el tratamiento de ciertos parásitos internos y externos en varias especies de animales. Las personas nunca deben tomar medicamentos veterinarios, ya que la FDA solo ha evaluado su seguridad y efectividad en las especies específicas para las que están etiquetados. El uso de estos productos en humanos puede causar serios daños”.

Dejanos tu comentario

8H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar