El COVID-19 se cobró la vida de una madre de 56 años en la localidad de Minga Guasú, departamento de Alto Paraná. La mujer aguardó una semana por una ambulancia que el #154 le prometió y ayer tuvo que ser trasladada de urgencia por sus familiares, quienes son de escasos recursos y prestaron una furgoneta para ello.

Esto, atendiendo a que presentó dificultad respiratoria y tuvo que ser asistida en el hospital de contingencia del IPS, donde llegó a las 17:00 hs aproximadamente. Lastimosamente, no aguantó y falleció a las 4:00 de la madrugada, por lo que la familia se ve en la necesidad de clamar la solidaridad de la ciudadanía para hacer frente a los gastos del entierro.

Así lo explicó uno de los hijos de la mujer, con quien pueden contactarse al (0972) 336-614, para hacerle giros u brindarle otro tipo de ayuda que les permita dar una cristiana sepultura a su madre, en el menor tiempo posible y como lo requiere el protocolo sanitario vigente.

Leé también: Exhumaron cuerpos de menores y a las 14 horas llegarán a Asunción

“Salí a pedir ayuda porque esto nos tomó por sorpresa y en un momento muy malo económicamente para la familia por la partida de mi madre. Mi mamá apenas tenía 56 años, el pasado 23 de agosto cumplió. Le ingresaron ayer a la tarde y esta madrugada lamentablemente falleció”, dijo el hijo a quien desde La Nación damos nuestro sentido pésame.

Agregó que necesitan unos G. 4.000.000 para costear los trabajos que realiza la funeraria. Igualmente, vecinos y amigos ya se pusieron en contacto con él y le están haciendo giros de dinero desde G. 10.000 para ayudarle a recaudar lo necesario.

“Yo soy una persona recuperada del COVID-19, visité a mi mamá después de un mes y medio de recuperarme, pero ella a lo mejor contrajo la enfermedad por el vecindario, ya que mi papá es carpintero y recibe visitas”, señaló.

Enfermedades de base

La mujer tenía enfermedades de base, hipertensión y obesidad, por lo que en menos de una semana de presentar los síntomas falleció a consecuencia del virus. Sobre esta situación, su hijo manifestó: “Yo tengo una hermana que no creía en esta enfermedad, decía que era una patraña del Gobierno para endeudarnos y robar. Lo que quiero decirle a la gente es que no crea todo lo que se dice en Facebook o en las redes sociales, que averigüen, que lean, que se informen. Si ves una información y te quedás con dudas, buscá otra información, sacate la duda y se vos tu propia fuente y no la opinión de los demás.

Seguidamente, envío un mensaje a la gente, diciéndole, “cuídense, usen tapabocas, lávense las manos, anden con un pequeño frasco de alcohol en gel en la mano. No se dejen llevar por lo que dicen, vamos a cuidarnos entre todos, vamos a cuidar a nuestros familiares. Perder un ser querido es doloroso, es irremplazable eso”.

El hombre dijo que perder 30 segundos en lavarse las manos o hablar un poco más fuerte por tomar distancia de la gente es mucho más fácil que lamentar una ausencia que no se recupera, los besos y abrazos se pueden recuperar.

“Dejen de criticar a las personas que se cuidan, muchas mesas no estarán completas en Navidad a causa del COVID-19, gente cuídense”, ruega el hijo de la víctima fatal del COVID-19.

Leé más: FTC: “Hubo un triunfo táctico al desbaratar toda una estructura”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar