Una de las zonas de navegabilidad más complicadas en Asunción sobre el río Paraguay es la denominada Itá Pytã Punta, donde hoy pudieron observarse varios bloques de piedras que volvieron a emerger después de aproximadamente 60 años como consecuencia de la tremenda bajada de niveles de agua que sufre la hidrovía.

“En el año 1960/1961 tuvimos una bajante de esta magnitud. Me acuerdo bien porque mi padre era gerente de Planta, que estaba justamente en Itá Pytã Punta, los barcos llegaban hasta Villa Oliva y Alberdi; de ahí ya se bajaban directo los productos por la bajante del río. En este momento los pasos son angostos y peligrosos como consecuencia de la aparición de las piedras”, manifestó Juan Carlos Muñoz, vicepresidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay.

Puede intetesarle: Las importaciones de maquinarias agrícolas, viales y de construcción también se reducen

Aclaró que por lo general se suelen observar piedras en el agua en la zona mencionada, pero no en la magnitud que emergieron en este momento. En el video, el capitán de la barcaza señala que hace 100 años no se observaban las piedras, pero el dato fue corregido por Carlos Muñoz.

Destacó que la altura promedio que debería tener esa zona en temporadas regulares debería ser de al menos 2 metros de agua. “Anteriormente, inclusive, navegábamos con 3 metros de profundidad por lo que la crisis en este momento es única en muchos años, ya que los niveles de agua en Asunción están en 0,40m, según el hidrómetro que refiere la movida del río”, comentó.

Muñoz mencionó que el río Paraguay se destaca por ser un río de llanura, ya que tiene muchas curvas y no tiene un caudal fuerte como el Paraná. “Los canales, por más que hayan bajantes permiten navegabilidad, pero con mucho cuidado, lo cual incluso obliga a los comboyes a tener que desarmarlos en algunas curvas, eso significa mayores tiempos de viaje y otros problemas. Se deben coordinar los cruces en pasos críticos; es bien dramático lo que estamos viviendo”, precisó.

Dicha zona también cuenta con un mirador aunque este se encuentra en malas condiciones. Foto: Archivo.

Además, señaló que el río Paraguay en unos días podría mejorar su navegabilidad teniendo en cuenta que en la zona de Murtinho llovió alrededor de 80 centímetros. “Eso va a ayudar a subir el caudal, pero no va a ser constante. Esta zona en Asunción es muy importante, ya que todos los productos que vienen del norte pasan por aquí. Salió 9 millones de toneladas de soja, 4 millones de minerales de hierro de Brasil, 1 millón de soja brasileña, casi 1 millón de harina de soja de Bolivia, entre otros, pero con mucha dificultad”, relató.

Mencionó que el dragado es una de las soluciones para mejorar las condiciones de navegabilidad. “Hay que tener en cuenta que el tráfico fluvial es intenso en estos días. Fácilmente uno puede observar en Asunción que suben 10 barcazas y baja la misma cantidad. Estamos trabajando a una capacidad del 70 a 75%”, concluyó.

Lea también: “Llegar a terapia es casi mortal”, alerta la directora de Hospital Integrado

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar