La hermana de la mujer acribillada en Pilar por denunciar a una mafia dedicada al robo de combustible manifestó que se siente desprotegida junto con su familia luego del crimen contra Celsa Chávez ocurrido ayer en la capital de Ñeembucú. “No voy a dar nombres porque tengo miedo. Estamos amenazados y necesitamos protección”, aseguró en medio de lágrimas.

En ese sentido la mujer rogó a la Fiscalía que investigue el hecho y pidió mayor protección a las autoridades, ya que un solo policía resguarda su domicilio esta mañana. Ante esta situación aseguró que no van a colaborar con las autoridades. Afirmó que mataron a su hermana para que no brinde testimonio contra la organización que se dedica al robo de combustible ante una audiencia judicial.

La víctima denunciaba un esquema millonario de tráfico ilegal de combustible, que implicaba a altos mandos de la Marina Paraguaya, de la Policía Nacional y del Ministerio Público en Ñeembucú.

“La plata manda acá en Pilar”

“Nos sentimos desprotegidos, la Policía acá no nos brinda la seguridad que necesitamos como familia. Cualquiera viene y te mata. Nosotros somos humildes, ella no tenía ni para pagar a su abogado. La plata manda acá en Pilar, nosotros no vamos a dar más nombres porque tenemos miedo. Necesitamos protección, nadie nos hace caso”, expresó la mujer.

Incluso pidió al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y a la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, que ordenen una profunda investigación y hagan justicia en memoria de Celsa Chávez, quien recibió al menos 13 balazos por parte de desconocidos en el barrio San Lorenzo de Pilar, de Ñeembucú, este jueves.

“Mi familia y yo necesitamos justicia en nombre de mi hermana. Señor presidente, usted dijo que habría un cambio y mire el cambio que nos hace en mi familia. Fiscala general llegue al trasfondo. No solo a los que hicieron, sino a los que mandaron hacer. Toda la familia está amenazada y necesitamos protección”, expresó la hermana en el canal Telefuturo.

Lea más: Ultiman a mujer que denunciaba mafia de combustible en Pilar

“Que manden fiscales que valgan la pena”

Un hecho de sicariato sacudió la mañana del jueves a toda la ciudad de Pilar. En el barrio San Lorenzo de la capital del departamento de Ñeembucú, desconocidos atacaron a balazos y ultimaron a la mujer que denunciaba constantemente un esquema mafioso de ordeñe de combustible.

“Toda mi familia y yo estamos amenazados. No tengo confianza en nadie. Ahora mi hermana está muerta por hablar. El miércoles hizo una denuncia y tampoco le hicieron caso. Ayer a esta hora salió y le mataron. Que la fiscala general mande fiscales que valgan la pena. Hasta amenaza de policías recibía ella”, afirmó la mujer.

Lea también: Fiscalía General asigna a fiscales de Crimen Organizado para investigar atentado en Pilar

La organización criminal funciona en complicidad con miembros de la Marina Paraguaya, Policía Nacional y hasta del Ministerio Público, según las denuncias. Ante esto se conformó una comitiva de fiscales de la Unidad del Crimen Organizado que investigará el caso: Alicia Sapriza, Marcelo Pecci, Federico Delfino y Carlos Acuña. Las primeras diligencias fueron realizadas por la fiscala Ana Luz Franco.

Dejanos tu comentario

9H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar