Pobladores del distrito de Santa Elena, departamento de la Cordillera, denunciaron la extracción masiva e ilegal de arena mediante una máquina dragadora del cauce del histórico arroyo Yhaguy. Esta denuncia se suma a otras sobre la destrucción que se está gestando en el invaluable recurso hídrico, y hasta la fecha no tienen respuestas de las autoridades.

Una denuncia anónima fue acercada a nuestra redacción este martes. La misma habla sobre el funcionamiento de una máquina dragadora a orillas del cauce, con un tubo por donde se extrae la arena. Según los denunciantes, día y noche se extrae la arena, y en cantidades industriales. Presumen que la actividad no se realiza para fines particulares, sino comerciales.

Asimismo, se realizaron denuncias ante el Ministerio del Ambiante y Desarrollo Sostenible (Mades), cuyos fiscalizadores se constituyeron hasta el arroyo y luego hasta la propiedad del dueño, pero que no elevaron informe y ni constataron la ilegalidad del hecho. Foto: Gentileza.

La persona denunciante explicó que el presunto propietario de la máquina dragadora y quien estaría realizando la actividad ilegal es el señor Porfirio Campero Balbuena, un terrateniente, ganadero y hombre de poder de la zona.

Desde el mes de abril de este año, casi a inicios de la cuarentena sanitaria, ya se tiene conocimiento de la barcaza dragadora, y a la fecha, la misma sigue funcionando con total impunidad y sin intervención real de las autoridades, quitando cada vez más arena del lecho del arroyo.

Incluso, según la denuncia, se señala que la maquinaria es constantemente trasladada del lugar para luego reubicarla en zonas más ocultas.

Incluso, según la denuncia, se señala que la maquinaria es constantemente trasladada del lugar, para luego ubicarla en zonas más ocultas. Foto: Gentileza.

Se indica además que el intendente de Santa Elena, Miguel Olmedo, fue informado al respecto y que agentes policiales fueron hasta el lugar, pero automáticamente la máquina fue retirada. Luego de esta intervención, la barcaza fue puesta de vuelta a funcionar.

Asimismo, se realizaron denuncias ante el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), cuyos fiscalizadores se constituyeron hasta el arroyo y luego hasta la propiedad del dueño, pero que no elevaron informe y ni constataron la ilegalidad del hecho.

Los dueños de la propiedad y de la barcaza amedrentaron a los denunciantes y aseguraron que tienen todos los permisos legales para extraer arena del cauce hídrico. Sin embargo, una de los denunciantes se apersonó en compañía de un abogado hasta la sede del Mades para exigir la resolución mediante la cual se habilita dicha actividad. En la sede de la cartera ambiental no pudieron explicar ni exhibir ningún documento al respecto, ya que el mismo no existe, según indican.

Nota relacionada: Emblemático arroyo Yhaguy se contamina y temen que termine como laguna en Limpio

Cada vez más denuncias

Esta denuncia de destrucción del mismo recurso natural se suma a otras que van registrándose en las últimas semanas. La semana pasada, La Nación publicaba otra denuncia sobre la contaminación del arroyo Yhaguy en la zona de Itacurubí de la Cordillera, en donde el agua estaba tomando un color blanquecino a raíz de químicos que eran arrojados a través de efluentes industriales.

El histórico arroyo Yhaguy es uno de los atractivos turísticos más visitados en el departamento de Cordillera, que durante su recorrido atraviesa ciudades como Piribebuy, Valenzuela, Itacurubí, Santa Elena y Mbocayaty. El cauce pasa por el Parque Nacional Vapor Cué, desembocando finalmente en el río Manduvira, el cual a su vez alimenta finalmente las aguas del río Paraguay.

Podés leer: Laguna Cerro en Limpio: resultados confirman alta contaminación de las aguas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar