Su papá le ayuda a pagar la universidad y con los postres que prepara, la joven le devuelve un monto mensualmente.

A inicios de junio, tras 1 año y medio de trabajar en el rubro administrativo, la joven Karen Aquino recibió la noticia de su desvinculación laboral. Tiene 20 años, vive con sus padres en San Lorenzo y está en el 3er año de Ingeniería Comercial, por lo que decidió buscar una salida laboral para tener ingresos y pagar sus estudios.

“El 5 de junio me llamaron de Recursos Humanos y me dijeron que por reducción de personal, por la pandemia, me tocaba a mí. Vivo con mis padres y ese día que me desvincularon le pedí a mi papá que me busque, les conté lo que pasó, yo estaba destrozada”, comentó a La Nación.

La joven dijo que para agarrar fuerzas, les contó a sus padres y ellos le brindaron su apoyo. “Me dijeron que no pasa nada, y que iba a conseguir algo mejor. Mi papá me dijo algo que me marcó, que voy a salir adelante porque no tengo ninguna criatura que dependa de mí y que tenga que mantener, que ellos me iban a ayudar en todo. Ahora mismo mi papá me está ayudando a pagar la facultad y con mi trabajo le voy pagando mensualmente un monto”, mencionó la joven.

Karen Aquino es la joven que encontró una salida laboral en la elaboración de postres. Foto: Gentileza.

Tras pensar qué podía hacer para conseguir un ingreso económico, Karen contó que a mediados de julio empezó con este emprendimiento de los postres de la mano de su cuñada. “Ella fue quien me estuvo enseñando, a ella le encanta todo este tema de la pastelería y me motivó a empezar. Me dio sus recetas y me dijo probá. Empezamos las dos, fallamos, volvimos a intentar y así seguimos hasta ahora. Ruth Sandoval tiene 15, está en el colegio y es su pasatiempo”, agregó.

Ayuda familiar

La joven indicó que mediante el apoyo de su familia y la de su novio, está llevando adelante el emprendimiento, ya que le ayudan a conseguir pedidos y clientes. “Mi suegra es profesora y es la que más clientes me consiguió hasta el momento, en su barrio están otras profesoras que son las que más nos están comprando. Mi familia me ayuda mucho también. Ayer fue el cumpleaños de mi abuela y mis padres me pidieron que prepare una torta de algunos kilos, les encantó”, manifestó entusiasmada.

Recientemente, y para tener mayor presencia en redes sociales, crearon su cuenta en Instagram bajo el nombre de KaRu_postres. Allí cuentan que preparan tortas, pie de limón, mburucuya, frutilla, pastafrolas. “La torta red velvet es la que más me están pidiendo. El nombre del emprendimiento es una mezcla de Karen y Ruth, además del juego con la palabra karu en guaraní”, explicó.

Contó que para el día de la amistad prepararon una promoción que consistía en unas cajitas con algunos chocolates, dulces y alguno de sus postres. “Tuvo mucho éxito y ahora estamos preparando cajitas para el día del niño, estamos en proceso”, adelantó.

Leer también: Ejemplo de superación: montó su propio negocio como diseñadora de uñas pese a tener una enfermedad

Pedidos

La joven indicó que por ahora se están manejando sobre pedido y cuentan con varios tamaños, pequeño, mediano, grande y extragrande y varían los precios de acuerdo a la dimensión, que van desde 10.000 guaraníes.

“La mayoría pasa a buscar o si es por la zona, Lucerito, San Lorenzo y Capiatá Ruta 1 Km 19, hacemos delivery. Mi suegro nos ayuda para las entregas, entonces, alrededor de las 18:00 vamos casa por casa. Hoy vamos a empezar con una heladería que es vecina y nos va a hacer pedidos importantes, por ejemplo 5 pies por día”, relató contenta.

Para los pedidos, las personas interesadas pueden escribir en la página de Instagram, donde además deja el link de su WhatsApp y su número, que es el (0982) 741-296.

Nota relacionada: Ejemplo de superación: encontró salida laboral pintando tejas personalizadas

Dejanos tu comentario

8H

Arrancó ayer la aplicación de la tercera dosis anti-COVID, ¿qué opina?

Click para votar