“También hay buenas noticias: siete bebés llegaron al mundo de forma segura en medio de la pandemia”, se titula el material publicado en la página en oficial de la Organización Panamericana de la Salud en español.

El artículo hace referencia al importante trabajo que realiza el personal de enfermería y rescata la tarea del personal de blanco en el marco de la pandemia del COVID-19 para seguir ofreciendo una atención primaria de calidad en la zona, constituyéndose así en un centro referencia.

Si bien actualmente el centro asistencial atiende a una población de 5.980 habitantes en Nanawa y recibe a personas de otras ciudades, como Chaco’i, Falcón, Beterete, e incluso Clorinda, Argentina, también menciona que en el pasado la gente cruzaba la frontera para recibir atención en territorio argentino.

¡Cada bebé que llega es una fiesta, hay alegría y satisfacción!, comenta la Dra. Deidamia, directora del centro asistencial. Resalta la dedicación y el trabajo cotidiano de las enfermeras, médicas y todo el personal del centro de salud de Nanawa.

Explican que el centro de salud de Nanawa es un ejemplo de articulación de actores locales para garantizar el acceso equitativo a servicios de salud. Allí trabajan 34 personas.

“Somos 22 mujeres y con satisfacción puedo decir que la característica común a todos y todas las personas que trabajamos acá es el compromiso con la comunidad, con la atención de calidad y con calidez”, agregó la Dra. Deidamia.

La profesional de la salud explica que la atención es 24 horas, los 7 días de la semana. La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Paraguay ha venido cooperando con el centro de salud de Nanawa en su ruta de ser el centro de referencia distrital y zonal.

Ha donado una planta potabilizadora de agua, equipos e insumos para la salud materno-infantil e inmunizaciones. Actualmente, en el marco de la pandemia, el apoyo incluyó equipos de protección personal y está en curso el trabajo de fortalecimiento del área de triage para casos respiratorios.

Lea también: Cortes de rutas afectan transporte de insumos médicos en Bolivia

Foto: Gentileza / OPS.

Nanawa, un ejemplo

Desde que se declaró la alerta sanitaria de interés internacional y luego la pandemia, el servicio de Nanawa inició su preparación y adecuación, de modo de no interrumpir la atención a los demás pacientes. Es así que las embarazadas seguían con sus controles, pues se habilitó un área exclusiva para la atención a personas con problemas respiratorios.

“Las consultas de las gestantes siguen abiertas. Eso es muy, muy importante acá. Disponemos de lavamanos para los pacientes que ingresan al servicio y el uso de tapabocas es obligatorio”, comentó.

Lea también: El coronavirus transforma la Ibiza búlgara Sunny Beach en ciudad fantasma


Dejanos tu comentario

7H

¿La ciudadanía está preparada para volver a la normalidad, pero adaptada al modo COVID de vivir?

Click para votar