El director de Vigilancia Sanitaria, el doctor Guillermo Sequera, señaló que aumentó la cantidad de internados en hospitales tanto por enfermedades respiratorias como por positivos al COVID-19 en todo el sistema de salud en el país. Indicó que Alto Paraná, Central y Asunción son las zonas que más preocupan a autoridades sanitarias.

Actualmente, a causa del COVID-19 existen 68 internados, de los cuales 14 están en terapia intensiva. El profesional de la salud indicó que entre 800 a 900 personas están hospitalizadas por enfermedades respiratorias y otras patologías. Señaló que aumentaron en julio y que en agosto siguen aumentando. Estimó que no hay una fecha estimativa en que los casos disminuyan.

“En estos días no se está estabilizando. Alto Paraná, Central y capital, en rojo. Naranja sería solamente Caaguazú. El tercer nivel estaría en otros departamentos como Guairá, Amambay e Itapúa. Misiones tiene casos, pero activos muy pocos”, manifestó.

Lea también: Fueron dados de alta 52 albergados tras dar negativo al COVID-19

El profesional médico desea que no exista una explosión de casos y que de seguir el incremento, que sea lento. Sin embargo, reconoce que los positivos nuevos aumentan rápidamente. Admitió que está colapsado el sistema de muestras de COVID-19 debido a la alta demanda registrada en el país, por lo que los laboratorios están superados en su capacidad.

“Podemos decir que sí. La demanda de test es superior a la capacidad de procesamiento actual de todo el sistema. Sé que está aumentando. No es tanto la toma de muestras, sino la capacidad de procesamiento. Estuvimos hablando para regular la capacidad”, afirmó Sequera.

Parte de esta situación se debe a que está habilitado prácticamente todo el sistema quirúrgico del país y que existen cirugías que no son urgentes que requieren que los pacientes presenten el test de COVID-19 para confirmar el ingreso al quirófano, explicó.

Lea también: Médico del Ineram advierte que las camas se van llenando: “Esperemos no pasar por priorizar la vida de alguien”

”Quizás no es el momento para hacer todas las cirugías del Paraguay. Hay algunas que se pueden priorizar y otras no. Compiten quien debe hacerse por la gravedad del caso y otro que no tiene tanto criterio para hacerse el test y eso es lo que satura al sistema”, afirmó.

Señaló que el incremento de positivos está ocurriendo progresivamente y que es difícil estimar el momento en que descenderían los casos en el país. “Lo que más evidencia tiene es usar tapabocas, lavando las manos y el distanciamiento. Va a circular, pero no va a afectar a tanta gente al mismo tiempo”, expresó Sequera.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar