Durante este fin de semana se registró un importante aumento de pacientes con COVID-19 internados en la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram), sobre la avenida Venezuela en Asunción, donde el 50% de las camas de cuidados intensivos está ocupado.

Preocupan los cuadros graves que se observan entre la población joven del país y temen que ante el sostenido incremento de casos comunitarios del coronavirus se pueda provocar el colapso del sistema de salud y no lograr dar respuesta al ingreso hospitalario de pacientes por COVID-19.

“Esta ocupación de camas en cuidados intensivos no veníamos teniendo en estos seis meses. Es un poco una alerta, todavía estamos en una cifra adecuada, pero sí nos llama la atención que este movimiento ciudadano, lógicamente, posibilita una mayor contagiosidad de la enfermedad y los casos van a seguir llegando durante las próximas semanas”, afirmó el doctor Felipe González, director del Ineram.

Leé también: Guardia penitenciaria falleció por COVID-19 en Ciudad del Este

El volumen de casos es más grave en la actualidad, donde el tiempo de recuperación es prolongado, lo que causa que las internaciones se extiendan durante mucho tiempo. “La estancia en ocupación de camas es prolongada y eso evita el recambio rápido. A medida que teníamos casos bien manejables, cuando recuperábamos rápido a un paciente, nos permitía estar en un 100%”, declaró González.

Aumentan casos graves de la enfermedad

El especialista señaló que es difícil conocer cuál será un cuadro grave y que no existe franja de edad que asegure que pueda sobrellevar de buena manera la enfermedad. Agregó que existen pacientes sin enfermedades de base y jóvenes que están gravemente afectados a causa del COVID-19.

“Actualmente tenemos un paciente de 42 años sin comorbilidades que está en una situación crítica. Es como para entender que en esta situación no hay grupo etario que se salve. Lo cierto es que el virus va atacando inicialmente el aparato respiratorio y posteriormente el torrente sanguíneo, y ahí se vuelve un cuadro cardiovascular. Estamos viendo cuadros bastantes graves entre gente joven”, afirmó.

De acuerdo con el último informe del Ministerio de Salud, actualmente existen 63 internados por COVID-19 a nivel país, 14 de ellos en la Unidad de Terapia Intensiva. Señalan que el índice de mortandad entre pacientes que ingresan a cuidados intensivos es del 60%. “Se ha bajado del 90% al 60%”, afirmó.

El director del Ineram manifestó que la posibilidad de contagio es muy alta entre el personal médico. Señaló que los casos graves demandan hasta dos semanas de recuperación. “Que te ocupen una cama durante 14 días es mucho tiempo”, expresó el director médico en contacto con GEN.

Te puede interesar: Exceso de peso presenta cifras preocupantes en escolares y adolescentes

La Unidad de Terapia Intensiva es el área de mayor complejidad del sistema sanitario. Paraguay cuenta con 220 especialistas que se dedican a la atención de pacientes críticos y unos 700 profesionales de enfermería aproximadamente que brindan un importante soporte en este servicio.

A nivel país, el sistema de Salud Pública cuenta con un total de 465 camas de terapia intensiva que incluye al Instituto de Previsión Social (IPS), hospital policial y militar, a excepción de los centros privados que disponen de 270 camas para UTI.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar