Desde la fase 3 de la cuarentena inteligente se implementó el retorno del polo paraguayo con todas las medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Salud, lo que posiciona al país entre los primeros que cuentan con un protocolo aprobado y ya están retomando las actividades.

“Cuando nos agarra la pandemia estábamos en pleno proceso de inicio de temporada y tuvimos que parar completamente. Los caballos, en su mayoría, estaban en los campos preparándose ya para venir a los clubes. Eso lleva una preparación de aproximadamente un mes de puesta a punto de los caballos, que para nosotros son los verdaderos atletas, para luego empezar la temporada de torneos”, dijo el presidente de la Federación Paraguaya de Polo, Juan José Arnold.

Afirmó que la emergencia sanitaria empezó cuando ya habían traído a los caballos, por lo que tuvieron que volver a enviarlos. Fue cuando se generó un problema porque al inicio de la cuarentena se cortó el tema del tránsito y muchos caballos también tuvieron que quedarse en los clubes y sin poder hacer nada hasta que pudieron ser trasladados de nuevo a los campos.

“Fue bastante difícil la paralización de las actividades por el COVID, porque los caballos estuvieron en los campos, como de vacaciones, y para el inicio de la temporada estos empezaron a tener una alimentación y una sanitación diferente, y cuando se dio el tema de la pandemia retrocedimos totalmente y tuvimos que reorganizar el trabajo en cada campo y en cada lugar”, aseguró.

Destacó que muchos tuvieron que reinventarse como el guardacaballo, que es quien se encarga del mantenimiento y ejercicios del caballo, tuvo que prepararse para desarrollar el trabajo en los campos. “Los campos mismos tuvieron que adecuarse logísticamente para que el caballo no entre en un estado de depresión”, mencionó.

Presidente de la Federación Paraguaya de Polo, Juan José Arnold. Foto: Gentileza.

Agregó que el cambio para estos nobles animales y el traslado pueden causar lesiones y que la pérdida de uno es muy doloroso para los jinetes. “No sabíamos cómo iba avanzar porque si le llevábamos al campo y luego volver a traerlos a los clubes podían producirles lesiones. La pérdida de un caballo es muy dolorosa, no solo económica, sino sentimentalmente, porque hay un lazo muy fuerte entre el jinete/jugador y el caballo”, explicó.

Podés leer: COVID-19 en Asunción: “Se está perfilando como una de las tres regiones con más casos”

Polo en Paraguay sigue

“El polo paró en el mundo entero, nosotros como Federación Paraguaya nos pusimos en contacto con la Secretaría Nacional de Deportes para ver todos los parámetros e indicaciones que se tengan con el Ministerio de Salud para saber cómo íbamos a avanzar con esta situación”, manifestó.

Para seguir adelante se pusieron en contacto con la Federación Internacional de Polo para coordinar los protocolos con los otros países. Lo que llevó cierto tiempo para adecuar absolutamente todo. “Fuimos trabajando con la Secretaría Nacional de Deportes y realmente la asistencia fue muy grata. Adecuando protocolos internacionales a la realidad nacional paraguaya. Eso permitió que finalmente, con el avance de las fases de la cuarentena inteligente, tengamos el tiempo para adecuar los clubes con las medidas sanitarias, algo nada fácil, y poder ya estar listos para empezar”, indicó.

El 10 de julio, mediante la Resolución SND N° 557/2020, se habilitan ya los lugares de práctica de este deporte con la nómina de jugadores habilitados para poder volver a la actividad. Fue un trabajo muy fuerte.

“En América somos los pioneros. Es un orgullo muy grande porque fue un trabajo muy intenso de todos quienes conformamos la comisión directiva de la Federación Paraguaya de Polo. Cuando sale el protocolo nosotros comunicamos a nivel internacional y nos dicen, desde la Federación Internacional de Polo, que Paraguay es el primer país en toda la región con un protocolo aprobado para todo el territorio”, añadió.

Sostuvo que hasta la fecha otros países no cuentan aún con protocolos a nivel nacional. Desde México para abajo Paraguay es el único país con protocolo aprobado y siguiendo al pie de la letra los lineamientos necesarios para poder llevar adelante el deporte. “En Europa se adelantaron. Ahí hay circuitos profesionales y ya se está jugando en Inglaterra y en Italia”, añadió.

Los entrenamientos volvieron en la fase 3 de la cuarentena inteligente. Foto: Archivo.

Podés leer: COVID-19 en Tacumbú: “Vamos a seguir teniendo resultados regularmente”

El retorno es realidad

“Actualmente muchos caballos siguen en los campos donde también se tienen canchas habilitadas, las prácticas están iniciando de a poco, pero con cuidado porque el traslado es un momento importante, pero estamos a buen paso. Ya iniciamos las primeras prácticas de polo en Arasape de San Miguel, Misiones, en el establecimiento La Gloria Polo Club, y tuvimos una repercusión internacional bastante interesante. Las revistas internacionales se hicieron eco de ello”, ratificó.

Recordó que este año tenían previsto desarrollar el Segundo Abierto Internacional de Polo y las eliminatorias para el mundial que estaba planeado para octubre, noviembre para el mundial del año que viene. “Si avanzamos de fase y logramos tener torneos, excelente, si no vamos a mantener el estado atlético de nuestros caballos y nuestros jinetes y esperar el 2021”, expresó.

Aseguró que están cumpliendo con todos los protocolos con mucha disciplina. “Hay que cumplir los protocolos, ser disciplinados y entender que esta pandemia no es algo pasajero ni algo leve, sino algo que hay que tomarlo con mucha responsabilidad”, puntualizó el profesional.

Nota relacionada: Demanda de test COVID-19 supera en más de 20% la capacidad actual

Cómo se juega

El polo se juega 4 contra 4, solamente diestra o derecha, no existe el polo de zurdo y la regla de oro es el cruce de la línea. La línea de la bocha es una línea imaginaria que va para adelante y para atrás y que uno nunca debe pasar de un lado para el otro. Los jugadores usan botas, casco, pantalones blancos y la casaca del equipo correspondiente.

El Paraguay es quizás uno de los pocos países en la región en el que se puede jugar al polo durante todo el año, esto gracias al clima que normalmente no llega a temperaturas tan bajas. La temporada del polo nacional arranca normalmente en febrero y se extiende hasta agosto.

La perdida de un caballo es muy doloroso para el jinete, señalan. Foto: Archivo.

Dejanos tu comentario

12H

Aumentan los casos positivos y fallecidos a causa del COVID-19 ¿Cree que hay un relajo ciudadano?

Click para votar