Estos incendios dejaron daños en la biodiversidad del sistema de humedales del río Paraguay, en la zona del Bañado Norte.

Tras el siniestro, ocurrido el 22 de julio pasado en la Costanera Norte de Asunción, la Municipalidad de Asunción proseguirá con los controles ambientales y planificación de soluciones integrales en la zona.

Desde la comuna mencionaron que dicho suceso dejó daños imprevisibles en la biodiversidad del sistema de humedales del río Paraguay, en la zona del Bañado Norte. Al respecto, indican que la principal hipótesis barajada por las autoridades municipales es que estas quemas serían represalias de personas afectadas por los constantes controles que realiza la institución, específicamente quienes se dedican al relleno con residuos sólidos y a la ocupación ilegal de lagunas, humedales y bienes naturales de la zona.

Anunciaron que están analizando algunos elementos, como espumas de colchón, líquidos grasos y otros, encontrados en la superficie quemada, a fin de descartar o confirmar esta hipótesis, lo cual lo harán a través de una investigación interna.

Sostienen que todos los elementos que puedan servir para determinar e identificar a los responsables de estos hechos serán arrimados a la Unidad Especializada de Delitos Ambientales del Ministerio Público.

Leer también: Incendio en vivienda de Fernando de la Mora deja 2 fallecidos

Residuos sólidos

Así también, manifestaron que otro elemento que aumenta la posibilidad de incendios en esta zona es la mala disposición de grandes cantidades de residuos sólidos en estas áreas naturales. Explicaron que estos residuos generan gran riesgo de incendios, ya que un vidrio roto, botellas de vidrios, latas con la exposición al sol pueden generar focos de calor, así como la quema de material combustible, como restos de poda, residuos y plásticos, que no está permitida en áreas naturales, porque constituye en una acción potencialmente generadora de incendios.

Desde la municipalidad y por todas estas situaciones, consideran el último incendio declarado en la zona como un acto criminal, egoísta y cobarde, que compromete la vida y la sustentabilidad de la ciudad y de sus habitantes.

Te puede interesar: Anuncian lunes cálido y nuevo frente frío desde el martes

Señalan que la combustión en un incendio genera gran cantidad de humo y enormes volúmenes de partículas, que volatilizan y caen en otras zonas, transportados por el viento, haciendo que el impacto sea mucho mayor y dañino para personas susceptibles, transeúntes y hasta llegan a poner en riesgo el tránsito y la seguridad vehicular.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar